27 ago. 2015

La vida es básicamente buena, bonita, divina, y si no lo vemos es porque algo está mal en nosotros mismos, no en la vida.

          "La persona que no puede arriesgar afronta la vida como si estuviese haciendo negocios, quiere engañar a la vida, aprovecharse de ella. Intenta dar menos y obtener más, porque así es como se obtienen las ganancias.
          Pero un sannyasin no está interesado en recibir nada de la vida; simplemente da con confianza absoluta y lo recibe de vuelta multiplicado...
          Un sannyasin sabe lo que es ser un emperador, porque simplemente da; disfruta dando, disfruta compartiendo. El milagro de la vida es que cuanto más das, más obtienes. Cuando lo das todo, el cielo desciende sobre ti, el más allá se convierte en tu interior...
          A pesar de lo malas que fueran las noticias, un hombre siempre hacía el mismo comentario: "Bueno, podría haber sido peor".
          -He tenido una experiencia --le dijo un día su amigo-- a la que no le podrás aplicar tu frase favorita. He soñado que me moría y que iba al infierno, condenado al sufrimiento eterno.
          -Bueno, podría haber sido peor --dijo el optimista.
          -Explícame cómo demonios podría ser peor --exclamó el amigo.
          -¡Podría haber sido verdad! --contestó el optimista.
          El camino del sannyas es un camino de mucha esperanza y confianza. La vida es básicamente buena, bonita, divina, y si no lo vemos es porque algo está mal en nosotros mismos, no en la vida. La belleza de la vida hace que la muerte también sea bella.
          El sannyas no es una forma de hacer algo. Es una forma de ser. Transforma tu mundo interno y, por supuesto, con él se transforma  también tu mundo externo, pero esto es secundario.  Transforma tu centro. Transforma tu conciencia y después transforma tu comportamiento y tus actos. Todo lo que hagas tendrá una cualidad nueva, una gracia que viene del más allá, una canción expresada o no expresada, cantada o no cantada, pero que está ahí, en tu corazón; un baile, una sensación de danza en los pies.
          Por ello digo que es una forma de vivir disparatada, pero es la única forma de vivir correctamente. Es poética, es la senda del amante, sólo el amor la conoce.
          El razonamiento es ciego, el amor tiene ojos. Sólo el amor puede ver la verdad absoluta que te rodea por dentro y por fuera".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/