19 oct. 2017

¿Cómo se puede saber de la muerte sin morir?

"Amor.
He recibido tu carta y tus preguntas.
A propósito he callado acerca de la muerte
porque quiero despertar en ti una indagación sobre la vida.
Los que cavilan sobre la muerte no llegan a ningún lado, porque
¿cómo se puede saber de la muerte sin morir?...
La muerte es lo desconocido,
así que no se puede conocer por medio del pensamiento.
Quiero que vuelvas tu atención a la vida.
La vida es... aquí y ahora.
Uno puede entrar en ella.
La muerte nunca es aquí y ahora;
está  en el futuro o en el pasado.
Nunca está en el presente.
¿Alguna vez te había llamado la atención esto:
que la muerte nunca está en el presente?
La vida siempre está en el presente,
ni en el pasado ni en el futuro.
Si hay vida, es ahora; de otro modo jamás es.
Así que puede ser conocida porque puede ser vivida.
No hay necesidad de pensar en ella.
De hecho, quienes piensan en ella se la perderán,
porque el pensamiento sólo se mueve en el pasado o el futuro;
el pensamiento no se encuentra en el presente.
El pensamiento es compañero de la muerte.
En otras palabras,
el pensamiento está muerto;
no hay un elemento de vida en él.
Estar vivo es siempre en el presente:
es el presente.
Su manifestación es ahora,
absolutamente ahora;
aquí,
absolutamente aquí.
Por eso no cabe pensar acerca de la vida;
sólo puede haber experimentación:
no una experiencia,
sino experimentar.
Experiencia significa que ya ha ocurrido;
experimentar significa que está ocurriendo".

Osho, Cartas de amor a la vida