15 oct. 2017

Todo ser humano nace creativo.

“Si tú crees que no eres creativo, te convertirás en alguien no creativo  –porque la creencia negativa obstruirá constantemente todas las posibilidades de flujo. No permitirá que tu energía fluya porque dirás constantemente: `No soy creativo`.

Esto ha sido enseñado a todos. Muy pocas personas son aceptadas como creativas: unos pocos pintores, unos cuantos poetas  –uno en un millón. ¡Esto es estúpido! Todo ser humano nace creativo. Observa a los niños, y verás: todos los niños son creativos. Poco a poco, nosotros destruimos su creatividad. Poco a poco, nosotros imponemos creencias negativas sobre ellos. Poco a poco, les distraemos. Poco a poco, les hacemos más y más mercantiles, políticos y ambiciosos. “Cuándo la ambición entra, la creatividad desaparece  –porque un hombre ambicioso no puede ser creativo, porque un hombre ambicioso no puede amar ninguna actividad en sí misma. Mientras él está pintando, está mirando hacia delante; está pensando, “¿cuándo voy a obtener el Premio Nobel?´, cuando él está escribiendo una novela, él está mirando hacia delante. Siempre está en el futuro  –y una persona creativa, está siempre en el presente.

Nosotros destruimos la creatividad. Nadie nace sin creatividad, pero nosotros hacemos que el 99 por ciento de las personas se conviertan en no creativas. Pero con solo arrojar la responsabilidad a la sociedad, esto no va a ayudar  –tienes que tomar tu vida en tus propias manos. Tienes que soltar los condicionamientos equivocados. Tienes que despojarte de la equivocada e hipnótica autosugestión que te fue dada en tu infancia. ¡Deja caer todas estas creencias! Purifica tu ser de todos los condicionamientos, y de repente verás que eres creativo.

Ser y ser creativo son sinónimos. Es imposible Ser y nos ser creativo. Pero algo que es imposible ha sucedido, un desagradable fenómeno ha sucedido, porque todas tus fuentes de creatividad han sido desconectadas, bloqueadas, destruidas, y toda tu energía ha sido forzada a alguna actividad que la sociedad piensa que será rentable".

Osho, A Sudden Clash of Thunder