20 nov. 2017

Es sólo a través de la intensidad que uno llega al destino final.

"Es sólo a través de la intensidad que uno llega al destino final. Cuando todos tus deseos, cuando todas tus pasiones se convierten en una llama, esto es intensidad. Cuando sólo hay un deseo dentro de ti y todo tu ser lo apoya, esto es intensidad. Es exactamente lo que la palabra dice: in-tensivo. La palabra opuesta es ex-tensivo. Estás diseminado, tienes mil y un deseos, muchos deseos fragmentados, uno que va al norte, uno que va al sur. Estás siendo desarmado. No eres uno, eres una multitud. Y si eres una multitud, estarás deprimido. Si eres una multitud nunca sentirás ninguna realización. No tienes ningún centro. Intensidad significa crear un centro dentro de ti mismo.

Cuando todas las flechas se dirigen hacia el centro, cuando todos los fragmentos se juntan, la integración aparece. Estar centrado, concentrado en tu interior, éste es el significado de intensidad. Algunas veces has conocido momentos, en alguno de peligro, cuando todos tus pensamientos desaparecen, la multitud se vuelve una. En ese momento eres un solo individuo, indivisible. Estás completo, una unidad. Con la muerte enfrentándote has creado la intensidad. O en el amor algunas veces hay intensidad. Todo lo demás se vuelve irrelevante, periférico. Sólo el amor lo es todo y el todo de tu corazón.

Cuando tal intensidad aparece en la meditación, te lleva a lo supremo. Llegas a casa".

OSHO