16 nov. 2017

La experiencia del misterio de la vida es lo primero que le interesa a la religión.

"Si no somos capaces de ver una flor, ¿cómo vamos a ver la divinidad? Si no somos capaces de oír el rugido del mar, ¿cómo vamos a oír la voz de lo divino? Si no podemos ver la luna y las estrellas, ¿cómo podremos abrirnos a la luz que es el espíritu mismo de la vida? No vemos nada. Nos pasamos la mayor parte de la vida medio dormidos. Los días van pasando y tenemos los ojos cerrados. Las vibraciones de la vida, desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte, no hacen vibrar a  nuestro ser. No hay nada que despierte nuestra saensibilidad y nada que nos llene de asombro.

La experiencia del misterio de la vida es lo primero que le interesa a la religión. Toda la vida es un misterio; desde un pequeño guijarro hasta el sol que está allá arriba, desde una pequeña semilla hasta los árboles que tocan el cielo; todo lo que existe es un misterio". 

Osho, Silencio. El mensaje de tu ser