28 jul. 2010

Si de verdad quieres ser creativo, olvídate del dinero, el triunfo, el prestigio y la respetabilidad

"Nuestra actitud en la vida está siempre orientada monetariamente. Y el dinero es una de las cosas menos creativas en las que uno se pueda interesar. Nuestra actitud está totalmente orientada hacia el poder, y el poder es destructivo, no es en absoluto creativo. Un hombre que persigue el dinero se volverá destructivo, porque para tenerlo tendrá que explotar, robar, quitárselo a mucha gente, sólo así podrá tenerlo. Ser poderoso simplemente significa que te tienes que imponer a mucha gente, que tienes que destruirlos; sólo entonces serás poderoso, sólo así.

Recuerda, esos son actos destructivos. Un acto creativo realza la belleza del mundo; le da algo al mundo, nunca le quita nada. Cuando una persona creativa viene al mundo, realza su belleza; pone una canción aquí, un cuadro allá. Hace que el mundo baile mejor, disfrute mejor, ame mejor, medite mejor. Cuando se va, deja tras de sí un mundo mejor. Puede que nadie le conozca o puede que sí; esa no es la cuestión. Pero él deja un mundo en mejor estado, tremendamente satisfecho porque su vida ha tenido algún valor en sí misma.

El dinero, el poder y el prestigio no son creativos; y no sólo eso, además son actividades destructivas. ¡Cuidado con ellos! Si tienes cuidado con ellos puedes volverte creativo muy fácilmente. No digo que tu creatividad te vaya a dar poder, prestigio o dinero. No, no te prometo ningún jardín de rosas. Por el contrario puede causarte problemas. Puede que tengas que vivir la vida de un hombre pobre. Lo único que te puedo asegurar es que en lo más profundo de ti serás el hombre más rico que se pueda ser (en tu interior te sentirás satisfecho); entonces en lo profundo de tu ser rebosarás gozo y celebración...

Pero es posible que no seas famoso, puede que ni tengas dinero, puede que no triunfes en el llamado mundo. Pero triunfar en ese mundo es fracasar rotundamente, es fracasar en el mundo interior. ¿Qué vas a hacer con el mundo entero a tus pies si has perdido tu propio ser? ¿Qué vas a hacer si posees el mundo entero y no te posees a ti mismo? Una persona creativa posee su propio ser, es un maestro...

Si de verdad quieres ser creativo, olvídate del dinero, el triunfo, el prestigio y la respetabilidad. Simplemente goza de tu actividad; cada acto tiene su valor intrínseco. Bailas porque te gusta bailar, porque lo gozas. Si alguien lo aprecia, bien, siéntete agradecido. Si nadie lo aprecia, no tienes por qué preocuparte. Has bailado, has disfrutado; estás satisfecho".


Osho, Los misterios de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com