15 feb. 2011

¿Estás listo para emprender una aventura?

"No ansiarás la seguridad y no ansiarás que las cosas permanezcan como son. Empezarás a avanzar con el río de la existencia, te volverás parte del río de la existencia. Empezarás a disfrutar el cambio.

A la gente le asusta realmente el cambio, le tiene mucho miedo al cambio. Incluso si el cambio es para bien, tienen miedo. Le tienen miedo a lo nuevo, porque la mente se vuelve muy lista con lo viejo y siempre está abochornada con lo nuevo, porque con lo nuevo la mente tiene que volver a aprender desde el abecé, ¿y quién quiere aprender? La mente quiere que el mundo permanezca estático...

Vienen a mí muchas personas que dicen que están aburridas: "¿Cómo salir del aburrimiento?". El aburrimiento no es el problema, el aburrimiento es un producto derivado. En el fondo el problema es: ¿Estás listo para explorar lo nuevo? ¿Estás listo para emprender una aventura? Aventura significa riesgo: nunca se sabe...; puede resultar mejor, puede resultar peor que lo que conocías antes. Nunca se puede estar seguro de ello. La única certeza en la vida es la incertidumbre. Sólo se puede estar seguro de la incertidumbre y de nada más.

Lo nuevo hace que la gente se ponga muy aprensiva. Se aferra a lo viejo. Por eso existen las personas convencionales en el mundo; y son un peso muerto. Debido a ellas el mundo permanece estático. Siguen insistiendo en sus viejos patrones...

Recuerda: esta tendencia está en todos los seres humanos, más o menos. No quieres cambiar. Te da miedo el cambio porque con el cambio surgirán nuevas responsabilidades, nuevos desafíos. Y tienes miedo de si serás capaz de hacerles frente o no, así que es mejor seguir con lo viejo, porque con lo viejo te has vuelto hábil, eficiente; con lo viejo eres el experto. Con lo nuevo, ¿quién sabe? Puede que seas el experto, puede que no seas el experto.

Sólo los niños son capaces de aprender. Porque no tienen pasado, porque no tienen nada viejo a lo que aferrarse... por eso los niños están dispuestos a aprender. Cuanto más crecen, menos aprenden. La gente deja de aprender hacia los trece años. Ésa sigue siendo su edad mental.

Si eres un buscador tendrás que aprender continuamente. La vida es aprendizaje. El aprendizaje nunca se para. Incluso en el momento de la muerte, el buscador sigue aprendiendo: aprende la muerte. Está siempre dispuesto a cambiar.

El agua representa el elemento cambiante, el fenómeno eternamente cambiante, como un flujo. Los que están dispuestos a cambiar, y a olvidar y perdonar el pasado, y están dispuestos a ir con el momento, son los verdaderos seres humanos, porque son los aventureros. Conocen las bellezas de la vida y las bendiciones de la vida. Y la vida sólo revela sus misterios a estas personas, y sólo a estas personas, porque son dignas de ello, se lo han ganado. Arriesgando, han aprendido. Son valientes".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com