24 feb. 2011

Mi religión es la del juego: todo hay que tomarlo con espíritu de juego. No te tomes la vida seriamente

"Estoy trayendo al mundo una nueva visión de la religión. Ésta es la tentativa más audaz que se ha hecho nunca: aceptar la vida en sus multidimensiones, disfrutarla, celebrarla, regocijarse en ella. Mi camino no es la renuncia sino el regocijo. Mi camino no es el ayuno sino el festín. Y ser festivo es ser religioso. Mi definición de la religión es la dimensión festiva.

Ningún otro animal puede ser festivo, ningún otro animal sabe nada de fiestas. Las marsopas pueden jugar, los chimpancés pueden jugar, sólo el hombre celebra. La celebración es el desarrollo más elevado de la consciencia, la manifestación, el florecimiento más elevado de la Flor Dorada.

Yo te enseño celebración. La celebración es mi clave.

Y te enseño: celebra tu sexualidad, es un don de Dios; celebra tu cuerpo, es la gracia de Dios. Celebra cada momento que se te ha dado, cada respiración, cada latido del corazón. Es una gran bendición. ¡Vive a Dios ahora mismo! Yo no te ofrezco a Dios como una meta, yo hago que Dios esté disponible para ti ahora mismo, en este mismo momento. Celebra y estás en Dios.

Las viejas religiones eran tristes. Las viejas religiones eran serias. Mi religión es la del juego: todo hay que tomarlo con espíritu de juego. No te tomes la vida seriamente. Es divertida. Y tomártela como una diversión es estar lleno de oración. Entonces no hay ninguna queja, entonces sólo hay agradecimiento".

Osho, El secreto de los secretos. Charlas sobre el secreto de la Flor Dorada
http://osho-maestro.blogspot.com