30 ago. 2011

¡Alégrate!

"Si uno no es capaz de convertirse en una canción, la vida permanece vacía, sin sentido.  Las personas intentan convertirse en todo menos en una canción. Quieren ser ricas, poderosas, famosas. Sin embargo, cuando son ricas, cuando son políticamente poderosas, cuando son famosas pierden todas las cualidades que pueden hacer su vida dichosa, pierden toda la alegría, se vuelven serias. Tienen que volverse serias porque las cosas que están intentando lograr son competitivas, todas ellas sirven para alimentar el ego, y el ego es algo muy serio.

El ego nunca se toma nada como una diversión, es muy serio. De ahí que los egoístas tiendan a convertirse en santos porque esa parece ser la forma más fácil de ser poderosos, respetados, famosos, sin perder en absoluto la seriedad. De hecho, a medida que te vuelvas más santo te puedes ir volviendo más serio. Pero también te vuelves más muerto.

¿Has visto alguna vez reírse a un muerto? Los muertos son muy serios, ¡lo tienen que ser!  No se pueden reír.  Sin embargo, la gente que deja de reír cuando está viva, se empieza a morir.

¡Alégrate!  Alégrate todo lo que puedas, vuélvete cada vez más vivo, todo lo que puedas. Para mí ser religioso significa rebosar de vida, rebosar tanto que puedas compartir tu vida con los demás, que puedas devolver la vida a varios muertos; y hay muchas personas que están muertas; que han perdido todo el amor, que han perdido toda la risa".

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/