14 ago. 2011

Deja que el futuro esté abierto. No vuelques ninguna expectación en él. Deja que sea desconocido, impredecible, y no intentes de ninguna manera hacer que las cosas sean permanentes

"El mañana debe ser mañana, nunca hoy. No deberías esperar que fuera lo mismo. Esa misma expectación es peligrosa porque en primer lugar, nunca será así; de ahí que te sientas frustrado. Y si, por casualidad, por accidente ocurre que hoy es así, te sentirás aburrido, pero ni la frustración es alegría ni el aburrimiento es alegría. Deja que el futuro esté abierto. No vuelques ninguna expectación en él.  Deja que sea desconocido, impredecible, y no intentes de ninguna manera hacer que las cosas sean permanentes.  La naturaleza de la vida es el cambio, y tenemos que fluir con la naturaleza, con el tao, con la ley suprema de la existencia.

Permanece en armonía con ella sin ninguna expectación por tu parte, y te enriquecerás enormemente.  Cada momento te proporcionará una nueva alegría, una nueva vida, una nueva luz, una nueva divinidad.  La persona cuyo amor está siempre fluyendo y que nunca está limitada por nada, se vuelve vasta, tan vasta como el mismo cielo. En esa vastedad conocemos lo que es la existencia. Esa vastedad es la existencia".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/