27 ene. 2012

Yo te enseño vida. Yo te enseño amor. Yo te enseño meditación. Todo ello significa lo mismo: estar en el presente

"¿En qué consiste esto de la iluminación? ¿Qué entiendes por iluminación?
   Lo primero es que nunca puede estar en el futuro. No puedes convertirla en un objetivo; nunca puede ocurrir mañana. O bien es aquí y ahora o no es nunca. Recuerda estas palabras: ¡ahora o nunca!
   Muchas personas han malinterpretado la idea de la iluminación. La idea de iluminación es permanecer en el momento presente. Yo le llamo meditación. No ir hacia el pasado, que ya no es, ni ir hacia el futuro, que todavía no es; porque si vas al pasado y al futuro, vas a perderte el momento presente, que es la única realidad.
   Simplemente estate aquí, ahora. Y si estás aquí ahora, la iluminación viene por su propia cuenta. No es un objetivo que tengas que conseguir. No está muy lejos, ni tienes que recorrer un camino para llegar a ella. Viene a ti, tú nunca vas a ella. Nunca es un hacer, es algo que ocurre.
   Lo único que tienes que entender es que has de estar auténticamente en el presente, porque no hay ninguna otra realidad en ninguna parte. Este pequeño momento, este silencio, y de repente sentirás que algo surge de la profundidad de tu ser. Siempre ha estado ahí, pero nunca le habías dado una oportunidad. Has estado deambulando por doquier, pero nunca has dejado ni un poco de espacio ni un poco de tiempo a tu núcleo más interno.
   Todas las religiones te enseñan que Dios está allí, muy lejos. Necesitas un salvador, un mesías, un profeta, un libro sagrado, una religión, para ayudarte a llegar allí. Te enseñan que el cielo está lejos y que tienes que acumular virtudes para merecerlo. Mantienen tus ojos enfocados en un futuro lejano. Y, de esta manera, la vida sigue escapándose de tus manos. Desde la cuna hasta la tumba simplemente vives de esperanzas y más esperanzas... y lo que viene a ti no es ni Dios ni el cielo, ¡sino la muerte! Entre tanto, te has perdido la gran oportunidad de estar vivo. Simplemente has vegetado, porque no te interesaba la vida misma...
   Cuando te acostumbras a enfocar tu vida, tu anhelo, tu esperanza, en el futuro, estás acabado. Te has suicidado, ya no podrás vivir.
   Yo te enseño vida. Yo te enseño amor. Yo te enseño meditación. Todo ello significa lo mismo: estar en el presente. Mira la belleza de estar en el presente: el silencio que desciende, la serenidad que te rodea, una tremenda alegría que surge sin ningún motivo en absoluto.
   Y a medida que te sintonizas más y más con el presente, a medida que crece tu profundidad interna, de repente, una hermosa mañana, despiertas. No el despertar cotidiano: verdaderamente despiertas, porque estás en tu verdadero centro, y ves la totalidad de la vida bajo una nueva luz. Toda la existencia se vuelva luminosa. Todo se vuelve glorioso por sí mismo. Las pequeñas cosas empiezan a tener un significado tremendo...
   El Jardín del Edén no está en ningún lugar externo, está dentro de ti. Y cuando lo sientes, ¡qué alivio!, ¡qué bendición!
   A esto lo llamo iluminación...
Pero, por favor, no hagas de ella un objetivo; de otra manera la perderás... Simplemente aprende a estar en el presente y la iluminación vendrá a ti. No tienes que ir a ninguna parte".

Osho, Salir de la prisión de la mente. La iluminación es tu naturaleza
http://osho-maestro.blogspot.com/