14 may. 2012

No soy el cuerpo, no soy la mente, soy el testigo

"El camino a la dicha, a esa dicha oceánica, consiste en no identificarse con el complejo cuerpo-mente. Tienes que recordar constantemente : "Yo no soy el cuerpo, no soy la mente, soy el observador, el testigo".  Poco a poco se vuelve natural y no necesitas recordarlo, simplemente está ahí, una corriente subterránea.  Incluso cuando duermes sabes: "No soy el cuerpo, no soy la mente, soy el testigo".  Incluso cuando sueñas sabes: "Soy el testigo de los sueños"...

Osho, Meditaciones para empezar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/