11 ago. 2012

¡Deberíamos vivir a toda máquina!

     "Una comuna es un fenómeno enormemente espiritual; estás con gente y, a la vez, solo. Nadie invade tu soledad. Todo el mundo la respeta. Estás con mucha gente, estáis juntos, pero nadie intenta imponerte una condición, una relación, una atadura. Nadie te pide que le prometas algo para mañana, porque mañana puede haber cambiado, y pasado mañana también.  ¿Quién sabe qué ocurrirá mañana? Cuando llegue ya veremos.
     La comuna no tiene mañana, vive aquí y ahora.  Y lo hace con totalidad e intensidad, porque esta vida no es un medio para alcanzar otra vida. Vivimos esta vida como un fin en sí mismo.
     Los católicos viven para el más allá; esta vida sólo es un peldaño. Y lo mismo ocurre con todas las religiones; te obligan a sacrificar esta vida. Todas predican el sacrificio, y realmente te sacrifican. Te hacen pedazos en distintos altares, en diferentes templos, pero te hacen pedazos.
     La única forma de salvarte de esos carniceros que te tienen rodeado es unirte con rebeldes similares, para que la opción de la revolución tenga fuerza, se asiente, os podáis apoyar los unos en los otros. Entonces verás que todo el mundo está viviendo intensamente. No estamos viviendo para el más allá. ¿Por qué hay que vivir a medias?
     ¡Deberíamos vivir a toda máquina!...
     Todas las religiones predican el martirio. Todas las familias te enseñan a ser un mártir. Las naciones te enseñan a ser un mártir. Es extraño.  ¿Por qué le dicen a la gente que se suicide?  Porque ser un mártir, en otras palabras, es ser un suicida. Nadie predica la vida. Nadie te anima a vivir. Nadie te enseña que puedes disfrutar todavía más. ¿Por qué sólo hechas humo y no hay fuego? Hay mucha gente que humea sin que haya fuego.
     ¿Cuánto tiempo llevas humeando, y cuánto tiempo piensas seguir echando sólo humo? ¡Haz que salga fuego!
     Cuando hay fuego de verdad, no hay humo. Cuando está realmente caliente no hay humo.  ¡Quémate como una llama sin humo! Pero todo el mundo quiere que te mantengas en un perfil bajo. ¿Por qué? La vida es tan corta... ¿Por qué mantener un perfil bajo?
     Salta tan alto como puedas.
     Baila con toda tu alma.
     Fúndete todo lo que puedas.
     Porque al quemarte, al vivir, al fundirte, encontrarás tu autenticidad, tu individualidad. La individualidad nunca tiene miedo".

Osho, La magia de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/