19 may. 2015

Estar vivo es un regalo muy grande, pero la gente es muy desagradecida; se han olvidado de dar gracias.

          "Estar vivo es un regalo muy grande, pero la gente es muy desagradecida; se han olvidado de dar gracias. Nunca se sienten admirados ante la existencia, nunca se sienten tan agradecidos que necesitan postrarse sobre la tierra...
          Recuerda: los animales pueden jugar, pero sólo el ser humano puede celebrar... Celebración es agradecimiento; es oración surgida de la gratitud. Es un reconocimiento del don que nos ha sido dado..., es comprensión. Es un rebosar de amor por la existencia que tanto ha hecho por nosotros. Es tan festivo el simple hecho de estar vivos. Aunque sólo sea por un momento, sentir la lluvia, ver el sol y estar en la playa, aunque sólo sea por un momento ver las estrellas..., es suficiente para que una persona se vuelva religiosa".

Osho, El juego de la vida