1 jul. 2015

El amor es una profunda comprensión de que alguien, de alguna manera, te completa. Alguien hace de ti un círculo completo.

          "Si el amor es realmente amor... ¿A qué me refiero cuando digo "realmente amor"? Quiero decir que con sólo estar en presencia del otro te sientes feliz de repente, con sólo estar juntos te sientes en éxtasis, la mera presencia del otro llena algo profundo en tu corazón... algo empieza a cantar en tu corazón, entras en armonía. La mera presencia del otro te ayuda a serenarte. Te vuelves más individual, más centrado, con los pies más en el suelo. Entonces, eso es amor.
          El amor no es una pasión, el amor no es una emoción. El amor es una profunda comprensión de que alguien, de alguna manera, te completa. Alguien hace de ti un círculo completo. La presencia del otro realza tu presencia. El amor te da libertad para ser tú mismo; no es posesión.
          Así que observa. Nunca pienses que el sexo es amor; si no, serás engañado. Permanece alerta y cuando empieces a sentir con alguien que su presencia, su mera presencia --nada más, no se necesita nada más; no pides nada--, sólo su presencia, sólo lo que el otro es, es suficiente para hacerte feliz...algo empieza a florecer en ti, mil y un lotos florecen... entonces estás enamorado, y entonces puedes pasar por todas las dificultades que crea la realidad. Muchas angustias, muchas ansiedades, serás capaz de pasar por todas ellas, y tu amor florecerá más y más, porque todas esas situaciones se volverán desafíos. Y tu amor, al superarlos, se hará más y más fuerte.
          El amor es eternidad. Si está ahí, entonces sigue creciendo y creciendo. Conoce el principio pero no conoce un fin".

Osho, El Libro de la mujer