31 jul. 2015

¿Estás triste? ¿Estás enfadado?

          "¿Estás triste? Baila, métete en la ducha y siente cómo desaparece la tristeza a medida que la temperatura del cuerpo disminuye. Siente cómo el agua de la ducha elimina la tristeza del mismo modo que elimina la transpiración o el polvo de tu cuerpo. Observa lo que ocurre. 
          Pon a la mente en una situación en la que no pueda reaccionar de la forma acostumbrada.
          Todo se puede usar. De hecho todas las técnicas que se han desarrollado desde hace siglos no son más que maneras de distraer a la mente de los viejos patrones. Por ejemplo, si estás enfadado, respira profundamente varias veces. Inhala y exhala profundamente durante dos minutos, y luego busca tu enfado. Has engañado a la mente; no puede relacionarse con las dos cosas a la vez. "Desde cuándo -dice la mente- ha habido alguien que respire profundamente cuando está enfadado? ¿Qué ocurre?".
          Haz algo, pero no lo repitas, esta es la cuestión. De lo contrario si cada vez que estás triste tomas una ducha, la mente se habituará a ello. Y al cabo de tres o cuatro veces, lo habrá aprendido: "De acuerdo. Estás triste; por eso te estás dando una ducha". Y se convierte en una parte integrante de tu tristeza. No, nunca lo repitas. Sigue engañando a la mente cada vez. Sé innovador, imaginativo.
          Tu pareja dice algo y te enfadas. Normalmente, cuando ocurre esto te gustaría pegarle o tirarle algo. Esta vez,  cambia; ¡dale un abrazo! ¡Dale un enorme beso y déjalo sorprendido! Tu mente se sorprenderá y tu pareja también. Entonces te darás cuenta de que la mente es un mecanismo; cuando hay algo nuevo, no puede reaccionar, no sabe qué hacer.
          Abre la ventana y deja que entre la brisa fresca".

Osho, Meditación para gente ocupada
http://osho-maestro.blogspot.com/