5 jul. 2015

El hombre que conoce la verdad está bailando eternamente.

          "Descubrir estas cosas en el fondo de tu ser...la experiencia de la dicha, la felicidad, la sensación de haber llegado a casa, de haberte encontrado al fin...todo esto es lo que contiene la palabra "verdad". Es algo que puedes experimentar, pero nunca hallarás una explicación. Puedes encontrar una forma de alcanzarlo, puedes encontrar un modo de conseguirlo, pero nadie es capaz de decirte de antemano qué es.
          Gautama Buda solía decir: "Un buda te muestra el camino, pero nadie puede hacer el camino por ti. Tendrás que caminar tú solo y descubrirlo...y quienes lo han descubierto se han quedado mudos". Es como darle unos caramelos deliciosos a un mudo...No es que no sepa qué gusto tienen; sí lo sabe. Los saborea, pero si le preguntas qué gusto tienen, no podrá decírtelo porque es mudo.
          Todos los que han conocido la verdad se quedan mudos a la hora de expresarlo. Pueden decirte cómo llegar ahí. Pueden mostrarte el camino. Pueden llevarte hasta la ventana, hasta la puerta, pero tú mismo tendrás que descubrirlo, tú solo tendrás que hacer el camino..., es la experiencia final.
          Sólo hay una cosa que puede decirse desde fuera:
          El hombre que conoce la verdad no tiene miedo a la muerte.
          El hombre que conoce la verdad nunca es infeliz.
          El hombre que conoce la verdad no es cobarde.
          El hombre que conoce la verdad se halla en estado de celebración; el hombre que conoce la verdad está bailando eternamente.
          Esto es todo lo que puedes ver desde fuera, pero sólo se trata de un eco lejano; no es la verdad en sí. Es el eco lejano del comportamiento de alguien que ha encontrado la verdad. Es el reflejo, el reflejo de las estrellas en el lago. Pero ¡no saltes al lago para encontrarlas! Ahí no encontrarás nada. Las estrellas están muy lejos: sólo es un reflejo.
          Si no estás completamente cerrado, si no estás lleno de prejuicios, si no te has decantado a favor o en contra de alguien, la manera de ser de una persona que ha descubierto la verdad te revelará algo..., su presencia, sus gestos, sus ojos.
          Si estás abierto y eres sensible te darás cuenta de que tiene algo carismático, magnético, que te invita a entrar..., que te anima a acercarte, que te revela una nueva dimensión en tu búsqueda; algo que hace que en tu corazón repiquen unas campanas silenciosas te las que nunca habías tenido conciencia.
          Te ha llegado al corazón. Su presencia misma es creativa, su presencia te convierte, su presencia es el único criterio; pero no es una cuestión lógica, es una historia de amor.
          Recuerda, vuelvo a repetirlo: no es una cuestión de lógica, es la búsqueda de un corazón amoroso".

OSHO, Antes del amanecer. 
http://osho-maestro.blogspot.com/