31 may. 2015

Este es el momento de la iluminación.

          "Yo no te prometo nada, no te prometo el Reino de Dios, no te prometo la iluminación..., no hago promesas. Mi enfoque es vivir en cada momento, iluminado o no, ¿qué más da? Vivir en cada momento con alegría, con éxtasis, con totalidad, con intensidad, apasionadamente.
          Si vives con pasión, el ego se desvanece. Si actúas con totalidad, el ego se esfuma inevitablemente. Es como un bailarín que baila sin parar hasta que llega un momento en el que desaparece el bailarín y sólo queda la danza. Este es el momento de la iluminación.
          Cuando deja de estar ahí la persona que realiza el acto, cuando el hacedor no está, cuando dentro de ti no hay nadie y  sólo queda el vacío y la nada..., esto es la iluminación. Y todo lo que salga de ese maravilloso espacio estará colmado de gracia, será glorioso.
          El paraíso no es un sitio geográfico, no está en otro lugar; es una forma de vida. Pertenece a todos aquellos que saben vivir con totalidad e intensidad. En ese momento -aquí y ahora- el paraíso cae sobre ellos, o, mejor dicho, mana de su propia fuente, de su propio ser. Sólo necesita un sitio para brotar.
          No te digo que renuncies al ego porque si tú renuncias, el que renuncia se convertirá en el ego. No digo que seas humilde porque si tú eres humilde, oculto tras la fachada de humildad estará el ego sutil.
          Yo utilizo otros métodos. Os digo: bailad y abandonaos al baile. Cantad. ¡Tocad música! Haz lo que te guste y hazlo con totalidad, sin guardarte nada. Cuando no te guardas nada, el ego se disuelve espontáneamente.
          Este es el significado de nirvana: apagar la vela, hacer que desaparezca. Y todo lo que queda es divino.
          El ego es humano; la ausencia del ego es divina. El ego es el infierno; la ausencia del ego es el paraíso".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

Hazlo, arriésgate, aventúrate.

"No deberían ser decisivas 
ni la fama ni las expectativas,
sino tu corazón.
Si tu corazón te dice:
"Da el salto",
hazlo,
arriésgate,
aventúrate".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

30 may. 2015

Cuando la mente se va, la comparación desaparece, y cuando no hay comparación, surge la belleza de la existencia.

          "Cuando comparas, te equivocas; si caes en la comparación siempre estarás mirando a los demás.
          Y no hay dos personas iguales, no puede haberlas. Cada individuo es único y cada individuo es superior, pero su superioridad no es comparable.
          Ocurrió una vez que un discípulo vino a ver a un maestro zen y le preguntó:
          - Entre la gente, ¿por qué hay unos pocos inteligentes y unos pocos tan estúpidos? ¿Por qué algunos son tan guapos y otros tan feos? ¿Por qué esta inconsistencia?...
          El maestro dijo:
          - ¡Espera! Esto es algo tan secreto que sólo te lo diré cuando se hayan ido todos.
          ...Por la noche, cuando todo el mundo se fue, el hombre preguntó:
          - ¿Ahora?
Y el maestro le dijo:
          - Sal fuera conmigo.
La luna estaba saliendo; el maestro le llevó al jardín y dijo:
          - Mira, aquel árbol de allí es pequeño, y éste de aquí es muy grande. He estaba viviendo con estos árboles muchos años y nunca me han planteado la pregunta de por qué aquél es pequeño y éste es grande. Yo solía hacerme la misma pregunta sentado bajo estos árboles. Entonces, un día mi mente desapareció, y la pregunta desapareció con ella. Ahora sé. Aquél árbol es pequeño y éste es grande; no hay problema. ¡Mira! No hay problema.
          La mente compara. ¿Podrías comparar si no tuvieras mente? ¿Podrías decir que aquel árbol es pequeño y éste es grande? Cuando la mente se va, la comparación desaparece, y cuando no hay comparación, surge la belleza de la existencia. Se convierte en una erupción volcánica, explota. Entonces ves que lo pequeño es grande y lo grande pequeño; entonces todas las contradicciones se van y ves la consistencia interna".

Osho, El juego de la vida

27 may. 2015

El amor en su forma más pura consiste en compartir la felicidad.

          "El amor en su forma más pura consiste en compartir la felicidad. No pedir nada a cambio, no esperar nada; ¿cómo puedes sentirte herido?Cuando no esperas nada, no puedes sentirte herido. Todo lo que suceda estará bien; si no sucede nada también estará bien. Tu felicidad es poder dar, no recibir. Podrás amar a miles de kilómetros de distancia; ni siquiera es necesaria tu presencia física.
          El amor es un fenómeno espiritual; la lascivia es física. El ego es psicológico; el amor es espiritual".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

Nosotros elegimos lo que queremos ser.

"Tú me preguntas: 
"¿Tienen las naciones un destino?" 
No, 
somos nosotros mismos quienes creamos nuestro destino,
y del mismo modo 
podemos cambiarlo cuando queramos. 
Hemos nacido absolutamente libres, 
nosotros elegimos lo que queremos ser".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

24 may. 2015

Piensa siempre en cada momento como si fuera el último, como si no fuera a existir ningún mañana.

          "Empieza a ser dichoso, no lo dejes para mañana. No digas: "Mañana seré dichoso". Ésa es la manera de perder la dicha para siempre. Es ahora o nunca. No necesitas posponerla ni un momento. Piensa siempre en cada momento como si fuera el último, como si no fuera a existir ningún mañana. ¿Qué harás entonces? ¿Seguirás siendo desgraciado en este momento sabiendo que no habrá otro? ¿Persistirás en tu desgracia? No, lo abandonarás todo y dirás: " "¡Déjame bailar, déjame cantar, déjame ser! Basta de tonterías, de trivialidades, de basura..."  Te olvidarás de todas las pequeñas cosas que eran tan importantes hace un momento porque pensabas que vivirías eternamente.
          Sucedió que un rey se enfadó mucho con su primer ministro, se enfadó tanto que, en su acceso de ira, le envió este mensaje: "Éste es el último día de tu vida; mañana por la mañana morirás".
          La casa del primer ministro estaba rodeada por el ejército para que no pudiera escapar. Pero el rey se quedó perplejo porque ni siquiera lo intentó. Era un hombre poderoso, podría haber encontrado el modo...pero en lugar de escapar, invitó a todos sus amigos.
          Cuando el rey oyó que estaba dando una fiesta -bailando y cantando, y comiendo y bebiendo-, él mismo acudió a ver qué estaba pasando.  ¿Se había vuelto loco? Mañana sería su último día, y el rey no había visto a su primer ministro tan feliz en toda su vida. Vibraba de alegría... Estaba tan feliz de ver al rey que le invitó a pasar y le dijo: "Entra y participa porque éste es mi último día. Y he pensado, ¿por qué desperdiciar este día? ¿Por qué no disfrutarlo? De modo que he llamado a todos mis amigos. Y tú también has venido, es una bendición. Bailemos y cantemos, porque yo nunca volveré a ser. Mañana desaparezco..., quiero desaparecer danzando. ¡Vamos a estar celebrándolo toda la noche!".
          El rey se quedó tan impresionado que dio un abrazo al primer ministro, le perdonó y le dijo: "Me has enseñado una de las mayores lecciones de mi vida".
          Así es como uno debería vivir, porque, por lo que sabemos, cada momento es el último, no tenemos ninguna certeza respecto al momento siguiente. De modo que sé dichoso aquí y ahora, sé dichoso en todo momento. Cuando tomas esta decisión, tu vida empieza a cambiar... El enfado pierde importancia; el amor se vuelve importante. La enemistad empieza a perder sentido; la amistad se vuelve muy significativa.
          Si uno puede vivir acordándose constantemente de la muerte, acabará convirtiéndose en un buda..."

Osho, El juego de la vida

19 may. 2015

La única forma de que Dios reviva es tener raíces en la tierra; y eso es lo que quiero decir con alegría, canción, celebración.

          "La persona realmente religiosa es muy terrenal, tiene que serlo, de lo contrario no tendría raíces. De ahí que yo enseñe el arraigo a la tierra. Yo enseño la tierra porque sé que sólo si nuestras raíces crecen en la tierra seremos capaces de elevarnos por encima de las nubes. Surgirán las flores, pero sólo si tienen cada vez raíces más profundas.
          De modo que para mí, lo mundano y lo sagrado no son cosas muy diferentes, son dos caras de la misma moneda. De ahí que cantar, danzar, amar, la creatividad, la alegría y la risa no estén en contra de lo sagrado. Son una parte, una parte intrínseca de ella, no una pequeña parte, justo la mitad, y la primera mitad.  Si la primera mitad está ahí, la segunda mitad surgirá automáticamente. No se pueden separar. Sin embargo, en el pasado,  la segunda mitad se hizo más importante; no sólo más importante, se vació de la primera parte. Así es como murió la religión. Así es como murió Dios en la tierra, Dios se convirtió en un árbol sin raíces.
          Dios puede revivir, pero la única forma de que Dios reviva es tener raíces en la tierra; y eso es lo que quiero decir con alegría, canción, celebración".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

Estar vivo es un regalo muy grande, pero la gente es muy desagradecida; se han olvidado de dar gracias.

          "Estar vivo es un regalo muy grande, pero la gente es muy desagradecida; se han olvidado de dar gracias. Nunca se sienten admirados ante la existencia, nunca se sienten tan agradecidos que necesitan postrarse sobre la tierra...
          Recuerda: los animales pueden jugar, pero sólo el ser humano puede celebrar... Celebración es agradecimiento; es oración surgida de la gratitud. Es un reconocimiento del don que nos ha sido dado..., es comprensión. Es un rebosar de amor por la existencia que tanto ha hecho por nosotros. Es tan festivo el simple hecho de estar vivos. Aunque sólo sea por un momento, sentir la lluvia, ver el sol y estar en la playa, aunque sólo sea por un momento ver las estrellas..., es suficiente para que una persona se vuelva religiosa".

Osho, El juego de la vida

15 may. 2015

Medita, encuentra tu propio centro primero. Antes de poder relacionarte con otra persona, relaciónate contigo mismo. Éste es el requisito básico que hay que cumplir. Sin esto, nada es posible. Con esto, nada es imposible.

          "Yo pongo énfasis en los verbos, no en los sustantivos... la vida es un verbo. La vida no es un sustantivo, en realidad es "viviendo", no "vida". No es "amor", es "amando". No es "relación", es "relacionando". No es una canción, es cantando. No es un baile, es bailando.
          Observa la diferencia, saborea la diferencia. Un baile es algo completo; ya se han dado los últimos toques, ya no queda nada más que hacer. Algo completo es algo muerto. La vida no sabe de puntos finales; las comas están bien, pero no los puntos finales. Los lugares de descanso están bien, pero no los puntos de destino.
          En vez de pensar en cómo relacionarte, cumple el primer requisito: medita, sé, y luego relacionarse saldrá de ello por sí mismo. Alguien que se vuelve silencioso, gozoso, alguien que empieza a desbordar energía, que florece, tiene que relacionarse. No es algo que tenga que aprender a hacer, empieza a suceder. Se relaciona con personas, se relaciona con animales, se relaciona con árboles, se relaciona incluso con rocas.
          De hecho, se relaciona veinticuatro horas al día. Si camina por la tierra, se relaciona con la tierra... al tocar sus pies la tierra, se está relacionando. Si nada en el río, se relaciona con el río, y si mira las estrellas, se relaciona con las estrellas.
          No se trata de relacionarse con alguien en particular. El hecho básico es que, si eres, toda tu vida se vuelve un relacionarte. Es una canción constante, una danza constante, es una continuidad, es un flujo como un río.
          Medita, encuentra tu propio centro primero. Antes de poder relacionarte con otra persona, relaciónate contigo mismo. Éste es el requisito básico que hay que cumplir. Sin esto, nada es posible. Con esto, nada es imposible".

Osho, El Libro de la mujer

12 may. 2015

Sólo puedes conocer la vida participando de ella. No seas un espectador.

          "Sólo puedes conocer la vida participando de ella. No seas un espectador. En el mundo moderno, todos se han convertido en espectadores, hay multitud de observadores. Alguien baila y tú miras. ¿Qué estás haciendo? ¿Cómo puedes mirar una danza? La danza tiene que ser sentida, una danza tiene que ser danzada. Alguien está cantando y tú miras y escuchas. Para conocer la canción y su belleza tienes que cantar, tienes que participar...
          Busca lo esencial. Cuando empieces a buscar lo esencial, te convertirás en un participante. Sabrás. Sólo hay un modo de conocer la danza: danzando".

Osho, El juego de la vida

10 may. 2015

Poco a poco, vacía tus manos de pasado y de futuro para poder estar lleno del ahora, esa es la transformación.

"Tenemos las dos manos llenas: 
una está llena de pasado,
y la otra está llena de futuro.
Una parte de nuestro ser está llena de memorias,
y la otra está llena de fantasías,
de sueños,
de proyecciones;
y entre estas dos está el momento realmente delicado y sutil.
Es como una rosa aplastada,
desperdiciada.
La meditación simplemente significa no perdérselo,
armonizarse con él.
Poco a poco,
vacía tus manos de pasado y de futuro
para poder estar lleno del ahora,
esa es la transformación.
Te abre la puerta a lo divino".

Osho, Meditaciones para acabar el día
http://osho-maestro.blogspot.com/

Hay momentos en los que los alumnos pueden ser traviesos, ruidosos y hacer lo que quieran, y por supuesto que hay momentos para leer y estudiar.

Pregunta:
A veces, en la escuela a mis alumnos les gusta hacer ruido y correr y no quiero seguir obligándoles a quedarse quietos y a guardar silencio.

Respuesta de Osho:
          "Haz una cosa: cada día, por lo menos dos veces, dales quince o veinte minutos para perder los estribos, para volverse completamente locos y hacer todo lo que quieran; saltar, gritar y chillar... sólo veinte minutos, por la mañana, antes de que empiece tu clase. Participa tú también, entonces lo disfrutarán mucho; grita también, salta, participa, entonces se meterán de verdad. En el momento que ven que su profesor se mete, empiezan a disfrutar de todo el asunto. Basta con quince minutos. Diles que sean tan ruidosos como puedan y que hagan todo lo que quieran. Entonces diles que paren y guarden silencio durante cinco minutos; esto será para ellos una gran meditación.
          Y si notas que funciona, entonces por la tarde, antes de que se vayan, hazlo otra vez. Y en dos o tres meses verás el cambio que sucede en los niños..., increíble.
          Su energía reprimida debe ser liberada. De hecho, tienen tanta energía y les estamos obligando a sentarse; algo que no pueden hacer, ¡por eso están a punto de explotar!  En cuanto encuentran una oportunidad empiezan a hacer travesuras. Permíteselo. Será una gran ayuda, y verás: su inteligencia mejorará, su concentración mejorará, su capacidad para atender mejorará, su comprensión será mayor, porque dejarán de estar sobrecargados. Su amor y su respeto aumentarán tremendamente y entonces te escucharán, y no tendrás necesidad de obligarles: con sólo decirlo será suficiente.
          Les puedes decir: "¡Esperad!. El tiempo que tenéis para hacer travesuras va a llegar pronto. Esperaos una hora más!". Entenderán que no se los estás prohibiendo para siempre. Pronto aprenderán la regla: que hay momentos en los que pueden ser traviesos, ruidosos y hacer lo que quieran, y por supuesto que hay momentos para leer y estudiar".

OSHO, El libro del niño. Una visión revolucionaria de la educación infantil
http://osho-maestro.blogspot.com/

5 may. 2015

Cuanto más consciente sea la persona, más orientará sus elecciones hacia la felicidad.

          "La naturaleza es muy cooperativa. Si elegimos el camino al infierno, la naturaleza empieza a despejarlo y nos invita a seguir adelante. Ella no te detendrá. ¿Por qué te impediría la naturaleza convertir el agua en hielo, si así lo deseas, y te obligaría a convertirla en  vapor? La naturaleza se sentirá contenta de despejar tu camino si deseas ir al infierno o al cielo. Tanto si quieres vivir o morir, la naturaleza siempre estará dispuesta a cooperar...
          Entre los seres humanos podemos ver con claridad que hay personas suicidas, personas que no eligen vivir, que siguen buscando maneras de morir. Cuando ven una espina, corren hacia ella como locos; las flores no les resultan atractivas. Cuando ven una derrota, se sienten atraídos hacia ella como si estuvieran hipnotizados, pero cuando ven una victoria, buscan cientos de excusas. La gente encuentra miles de argumentos contra la posibilidad de crecer, pero cuando están seguros de que van a decaer, se lanzan de cabeza en esa dirección.
          Todas las opciones están abiertas para los seres humanos. Cuanto más consciente sea la persona, más orientará sus elecciones hacia la felicidad; cuanto más inconsciente sea la persona, más se orientará hacia la desdicha".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

3 may. 2015

El juego es algo que no conlleva ningún tipo de objetivo. ¡El mismo hecho de estar juntos es muy hermoso, por la pura alegría que nos produce!

          "El juego es algo que no conlleva ningún tipo de objetivo. ¡El mismo hecho de estar juntos es muy hermoso, por la pura alegría que nos produce!  En un mundo mejor, con más comprensión, los juegos serios desaparecerán; sólo habrá espíritu lúdico. Nadie será el ganador, nadie saldrá derrotado, porque la misma idea de ganar y de derrotar es inhumana. ¡No es necesaria! ¿Por qué no disfrutar del simple hecho de estar juntos? No debería haber puntuaciones, no debería haber marcadores. El juego no debería producir ningún resultado.
          Si te encanta jugar al fútbol, juega al fútbol, ¡simplemente juega! No busques un resultado. Cuando el resultado entra en escena, te vuelves serio. El juego queda destruido; casi se ha convertido en un negocio. Disfruta el puro derrame de energía, disfruta el momento: no lo sacrifiques por ninguna otra cosa".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/

A eso lo llamo meditación auténtica.

"La experiencia orgásmica 
es la experiencia de fundirse y disolverse, 
del estado sin ego, 
sin mente, 
sin tiempo.
Esto puede provocar tu búsqueda para encontrar 
una manera en que, 
sin ningún hombre, 
sin necesidad de pareja, 
puedas dejar la mente, 
puedas dejar el tiempo 
y puedas entrar en el gozo orgásmico por tu cuenta. 
A eso lo llamo meditación auténtica".


Osho, El Libro de la mujer

1 may. 2015

Cada mañana deberías ser nuevo.

          "Para vivir una vida que nunca sea desgraciada, que nunca se vuelva infernal, uno tiene que estar fresco a cada momento, descargado del pasado, siempre tratando de encontrar nuevas dimensiones para relacionarse con la gente, nuevos modos de relacionarse con la gente, nuevas canciones que cantar. Uno debería establecer consigo mismo un punto, un punto básico: "No viviré como una máquina". La máquina no tiene vida, tiene eficiencia. El mundo necesita que seas una máquina porque el mundo necesita eficiencia. Pero tu propio ser necesita que seas absolutamente no-mecánico, imprevisible, cada mañana deberías ser nuevo".

Osho, El juego de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/