20 ago. 2017

La meditación no se dirige a nadie; es un método para escarbar dentro de ti.

"Mi religión es científica. Por eso no tenemos ningún sistema de creencias. Tenemos métodos, lo mismo que la ciencia. En la ciencia, se exploran objetos con métodos; nosotros exploramos la conciencia con nuestros métodos.

Nuestros métodos se llaman "meditaciones". Son completamente científicas. Ninguna oración es científica, porque primero tienes que creer en Dios. Entonces rezas, porque una plegaria requiere un destinatario. La meditación no se dirige a nadie; es un método para escarbar dentro de ti.  ¡Ahí estás tú!  No hace falta creer que estés.... Todo lo que hay en el mundo puede negarse,  menos tú.

Eres la realidad más fundamental: innegable, indubitable. Encontrarte es una experiencia científica....

Hemos establecido la meditación como método científico, lo cual no es difícil, todos pueden hacerlo...no se necesita un laboratorio enorme. ¡Tú eres el laboratorio!  No se necesita nada más; no hay tuberías, ni hornos ni productos químicos. ¡No hace falta nada!  Todo lo que se requiere para conocerte se tiene desde que naciste. Sólo hay que aplicar un giro de ciento ochenta grados..."

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?