26 ago. 2017

Tu mente tiende a imitar, así que ten cuidado. Cultiva la individualidad, cultiva tu propia conciencia, para que estés cada vez menos en las garras del diablo.

"En cualquier momento puedes enloquecer, quedar poseído por el diablo. La diferencia entre un humano poseso y uno que no lo está es apenas de grado.

Observa tu mente.

Normalmente puedes sentir que estás casi en la orilla, que en cualquier momento puedes entrar en el territorio del diablo. Está sentado en la barda mirándote, invitándote. Cierra puertas y ventanas, siéntate y anota lo que te venga a la cabeza durante quince minutos y verás que es como un texto escrito por el diablo. Pero sé franco; nadie va a verlo. Sé franco y honesto y escribe todo lo que pase por tu mente. Casi sentirás que te desborda la locura. En cualquier momento,  esta locura puede volverse diabólica.

Las películas populares como El exorcista, los cuentos, los incidentes, generan su propio ambiente. Cuando Marilyn Monroe se suicidó en 1962, durante varios días se elevaron  las cifras de suicidios en Nueva York, Chicago y San Francisco: cinco veces más que lo habitual. Una mujer se mató y aparecen muchos suicidas. De pronto, captan el mensaje; de pronto, se obsesionan con el suicidio. La gente vive por imitación, y si Monroe, tan bonita, se suicida, ¿por qué otros no? Tú también podrías.

La gente hace las cosas por imitación. En 1950 en Japón,  una niña de edad escolar saltó al cráter de un volcán. En los dos meses siguientes, trescientas niñas saltaron al mismo cráter. ¿Qué ocurrió? ¿Qué locura? Esas cosas se difunden como las infecciones. El ser humano está loco, sólo espera que algo lo incite.

Tú también eres propenso, recuérdalo. Todo puede ser un estímulo. Por eso insisto: nunca imites, nunca te conviertas en la copia de carbón de nadie. Trata de ser tú, trata de ser tú mismo. Protege tu individualidad y no te pierdas entre la masa, no seas parte de la mentalidad colectiva.... si caes en la mente colectiva, es como caer en el diablo. La multitud es el diablo, la imitación es el camino al diablo....

Ten cuidado: tienes que proteger tu conciencia. No seas parte de ninguna secta, no seas parte de ninguna organización, no seas parte de ningún país. Sé que hay dificultades prácticas: tienes que conservar tu pasaporte, no digo que lo arrojes al río; pero recuerda que es por pura conveniencia... No pienses nunca en términos de límites. No pienses que eres cristiano o hinduísta o mahometano. Está bien por conveniencia, para fines prácticos, pero recuerda que en el fondo vives sin compromisos, o mejor, estás comprometido con tu propio ser...

Eres propenso; tu mente tiende a imitar, así que ten cuidado. Cultiva la individualidad, cultiva tu propia conciencia, para que estés cada vez menos en las garras del diablo.

El diablo es la mente colectiva. El diablo significa el adormilamiento colectivo, la ebriedad colectiva".

OSHO, Creencia, duda y fanatismo. ¿Es esencial tener algo en que creer?