13 mar. 2019

Esta es la mayor rebelión y la única religiosidad viviente: llevar a Buda a tu vida ordinaria, sencillamente, inocentemente.


“Relájate,
y simplemente sé un testigo.
Tú no eres el cuerpo,
no eres la mente.
Eres  sólo un testigo puro de pie al lado.
Este testimonio es el alma de un buda.
La noche era hermosa en sí misma,
pero diez mil budas que se funden en una conciencia oceánica han hecho de la noche un esplendor,
un milagro.
Sólo recuerda una cosa:
cuando Nivedano te devuelva la llamada,
reúne tanta luz,
tanta fragancia,
la mayor cantidad de jugo existencial que puedas,
y convence al Buda para que te acompañe.
Finalmente,
tiene que convertirse en tu acción cotidiana:
gesto,
palabra,
silencio,
todo.
La circunferencia de tu vida tiene que desaparecer,
dando lugar al centro.
Esta es la mayor rebelión y la única religiosidad viviente:
llevar a Buda a tu vida ordinaria,
sencillamente,
inocentemente.

Osho, No Mind: The Flowers of Eternity