12 feb. 2009

El espíritu humano debe crecer como un árbol: en todas direcciones

"El hombre permanece pobre espiritualmente a menos que integre también la polaridad opuesta. Entonces se enriquece. Si siendo un artista no tienes también una mente científica, el arte que produzcas será necesariamente pobre. La riqueza sólo surge de la unión de los opuestos. Si solamente hay varones en el cuarto, algo faltará. Apenas hacen su aparición las mujeres el cuarto enriquece espiritualmente. Ahora los dos polos opuestos están presentes. La totalidad se engrandece.

La mente no debe permanecer estática. Un matemático será más rico si puede hacer una incursión en el mundo del arte. Si su mente tiene la libertad de apartarse de sus características principales y luego regresar nuevamente a ellas, será un matemático enriquecido. Con el opuesto, se produce un cruce entre características disímiles. Comienzas a mirar las cosas de diferente forma. Tu perspectiva total se enriquece.

Una persona debiera tener una mente religiosa a la par con entrenamiento científico, una mente científica junto con disciplina religiosa. No veo ninguna imposibilidad inherente en ello. Al contrario, pienso que la mente se revitalizará si podemos trasladarnos de un extremo al otro. En mi opinión, la meditación implica la habilidad de movilizarse profundamente en todas direcciones, ser libre de toda fijación...


Un árbol crece. Podemos cortarle todas las ramas excepto una y permitir que el árbol crezca sólo en una dirección. Será un árbol muy pobre, muy feo; a la larga, tendrá grandes dificultades, pues una rama solitaria no puede crecer por sí sola; sólo puede hacerlo en medio de una familia de ramas. Llegará necesariamen­te el momento en que la rama sienta que ha llegado a un tope más allá del cual no puede seguir creciendo. Para que un árbol se desarrolle realmente, debe permitírsele crecer en todas direccio­nes. Sólo entonces será rico y fuerte.

El espíritu humano debe crecer como un árbol: en todas direcciones....

Nunca hemos aceptado al ser humano completo. En alguna parte, el sexo no es aceptado. Lo mundano es rechazado en otra. En alguna otra parte, la emoción no es aceptada. Nunca hemos sido lo suficientemente fuertes como para aceptar todo lo que es humano, sin condenación, y permitir que los seres humanos crezcan en todas direcciones. Cuanto mayor sea la variedad de direcciones en que crezcas, mayor será el desarrollo, la riqueza, la abundancia interna. Nuestra perspectiva cambiará enteramente. Debemos movemos del pasado hacia el futuro, no de Oriente a Occidente, no de un presente a otro presente. ".

Osho, Psicología de lo esotérico. La nueva evolución de la humanidad
http://osho-maestro.blogspot.com/