24 feb. 2009

Vivir naturalmente

"Uno disfrutará cuando la vida traiga la juventud, disfrutará cuando la vida traiga la ancianidad y disfrutará cuando la vida traiga la muerte. Tú has de saber simplemente una cosa: cómo disfrutar de todo con lo que te encuentres, cómo transformarlo en una celebración. A la auténtica religión yo la llamo el arte de transformarlo todo en una celebración, en una canción, en una danza.

Un anciano entra en una clínica y le dice al doctor:

- Tiene usted que hacer algo para bajar mis impulsos sexuales.

El doctor echa un vistazo a ese anciano tan exangüe y le dice:

- Bueno, bueno señor... Tengo la impresión de que todos sus impulsos sexuales están en su cabeza.

- Pues eso es lo que le estoy diciendo, hijo -responde el anciano-. Que hay que bajarlos un poco.

Incluso el anciano quiere ser un playboy. Ello evidencia una cosa con toda certeza: que no ha vivido su juventud con totalidad. Se ha perdido su juventud y todavía piensa en ella...

Si hubiera vivido su juventud, en su ancianidad estaría libre de toda represión, de la sexualidad. No tendría la necesidad de abandonar su instinto sexual. Se habría ido, se evapora al vivirlo. Lo que uno ha de hacer es vivir de forma desinhibida, sin ninguna interferencia de vuestras religiones, de vuestros sacerdotes, y desaparece; de otro modo, cuando eres joven vas a la iglesia y cuando eres viejo lees el Playboy escondiéndolo entre las páginas de la Santa Biblia...

Si escuchas a los ancianos te sorprenderás: sólo hablan de cosas que ya deberían haber vivido, pero se les ha pasado el tiempo en que era posible vivirlas. En ese entonces leían la Santa Biblia y escuchaban al sacerdote. Esos sacerdotes y esas santas escrituras han corrompido a la gente, porque les han inculcado ideas que están en contra de la naturaleza y que les impiden vivir naturalmente. Si necesitamos una nueva humanidad tendremos que borrar todo el pasado y empezar todo de nuevo. Y el primer principio básico será: permite a todo el mundo, ayuda a todo el mundo, enseña a todo el mundo a vivir de acuerdo con su naturaleza, no según ningún ideal; y vive totalmente e intensamente sin ningún temor. Entonces los niños disfrutarán de su niñez, los jóvenes disfrutarán de su juventud y los ancianos tendrán la gracia que proviene naturalmente de una vida vivida naturalmente".

Osho, De la medicación a la meditación
http://osho-maestro.blogspot.com/