8 feb. 2009

Si quieres ser flautista, no serás un gran político pero serás totalmente feliz

"En tu vida no has amado totalmente, no has vivido totalmente. Nunca has hecho totalmente nada. Ése es tu fracaso.

No me refiero al fracaso como lo entiendes tú. Tú entiendes que eres un fracasado si no eres superrico. Eres un fracasado si no eres un gran político, un primer ministro, un presidente. Eres un fracasado si no eres famoso internacionalmente. Eso no es fracaso, es simplemente la vida competitiva y egoísta.

Y esa clase de vida es la más infeliz, pues estás continuamente luchando, luchando, poniéndoles zancadillas a los demás, trepando por encima de sus cabezas, usándolas como escalones para subir más alto. Tu vida es violenta, y una vida violenta no puede ser bella. Eres despiadado; sólo así puedes volverte superrico. No tienes compasión; si no, ¿cómo podrías explotar a millones de personas hasta el punto de que se estén muriendo mientras tú estás acumulando dinero que no podrás utilizar?. No tiene sentido acumular más. Acumular se ha convertido en una simple costumbre.

El hombre más rico del mundo está en Japón; posee 26 mil millones de dólares. ¿Qué vas a hacer con 26 mil millones de dólares?. No puedes hacer nada con 26 mil millones de dólares, pero él sigue buscando poseer más.

Las personas que crees dichosas están continuamente buscando poseer más. En el fondo no son exitosas.

Un hombre es dichoso si es fiel a su propia naturaleza y vive tan totalmente, tan intensamente, como es posible. Si quieres ser músico, no serás muy rico. Si quieres ser flautista, no serás un gran político pero serás totalmente feliz. Tal vez tengas apenas lo necesario para comer, pero cuando estás tocando la flauta, ¿qué importa?. Simplemente te fundes con la música. Tu flauta se convierte en tu meditación. Tu canto, tu danza, se convierte en tu meditación.

Cualquier cosa que se vive totalmente equivale a la meditación. No necesitas la meditación. Y un hombre que vive momento a momento, totalmente natural, fiel a sí mismo, no tiene nada de que arrepentirse, no es un fracasado".

Osho, El Dios que nunca fue
http://osho-maestro.blogspot.com/