27 dic. 2009

El matrimonio es algo espiritual

"El sexo nunca puede constituir una base real para el matrimonio porque el sexo es juego, diversión. Si te casas con alguien por el sexo, te sentirás frustrado, porque la diversión desaparece pronto, la novedad se esfuma y llega el aburrimiento. El matrimonio es para la amistad profunda, para la intimidad profunda. Algo tiene que ver el amor, pero no lo es todo. De modo que el matrimonio es algo espiritual. ¡Espiritual! Hay muchas cosas que no podemos desarrollar solos. Incluso tu propio crecimiento necesita de alguien que responda, de alguien que mantenga tal intimidad contigo que puedas abrirte completamente a esa persona.

El matrimonio no tiene nada que ver con el sexo. Y nos hemos empeñado en darle un carácter sexual. Puede que exista el sexo o puede que no. El matrimonio supone una profunda comunión espiritual, y si se da ese matrimonio, traemos al mundo almas muy diferentes. Cuando de esa intimidad nace un niño, puede tener una base espiritual. Pero nuestros matrimonios surgen simplemente de un compromiso sexual. Y como es lógico, ¿qué puede nacer de ese compromiso?".

Osho, El libro del sexo. Del sexo a la superconsciencia
http://osho-maestro.blogspot.com/