1 dic. 2009

Todos habéis nacido iluminados aunque no os deis cuenta de ello

"Así como hay egoístas que intentan ser ricos y otros que intentan ser poderosos, hay unos cuantos que intentan iluminarse. Pero el ego no puede iluminarse; puede tener riquezas, puede tener poder, puede tener prestigio, y todo esto es complicado, muy complicado.

Aunque su origen era humilde, Henry Ford se convirtió en uno de los hombres más ricos de su época. Una vez le preguntaron: "¿Cuál es su mayor deseo en su próxima vida?".

"No quiero volver a ser el más rico -respondió-. Llevo toda la vida torturándome. No he podido vivir. A las siete de la mañana llegaba a la fábrica mientras que el resto de los obreros solía hacerlo a las ocho, los dependientes a las nueve, y el gerente llegaba a las diez y se marchaba a las dos; los demás se iban a las cinco y yo tenía que quedarme trabajando, algunas veces hasta las diez o las doce de la noche.

"Trabajé mucho para convertirme en el hombre más rico, y lo conseguí. Pero ¿para qué? No podía disfrutar de nada. Trabajaba más que el resto de mis empleados. Ellos disfrutaban de la vida más que yo. Yo no tenía vacaciones. Solía ir a la fábrica para trazar nuevos proyectos para el futuro incluso durante las vacaciones".

Es difícil, pero si haces el esfuerzo necesario puedes convertirte en el hombre más rico. Es difícil, pero si haces el esfuerzo necesario puedes escalar el Everest. En cambio, si haces el más mínimo esfuerzo, será imposible que te ilumines. Si pones a tu mente, con todas sus tensiones y preocupaciones, a alcanzar la iluminación, estarás yendo en sentido contrario, te estarás alejando de la iluminación.

Necesitas abandonarte por completo, estar absolutamente tranquilo, en paz y sin tensiones. Y de repente..., ocurre la explosión. Todos habéis nacido iluminados aunque no os deis cuenta de ello".

Osho, No tienes nada que perder. En el camino hacia la verdad, la conciencia y la felicidad
http://osho-maestro.blogspot.com/