7 jun. 2010

Escúchame como un ser total, no sólo desde la mente; escúchame desde tus entrañas. Sólo entonces practicarás lo que te estoy diciendo

Todo lo que nos dices, atrae de vez en cuando a mi mente, y hay algo en mí que quiere seguirlo. Pero, a pesar de eso, nunca lo practico. Osho, ¿por qué ocurre eso?

Osho:

"Puede que la mente quiera seguirme, pero la mente es impotente... Sueña bien, piensa bien, planea bien, pero no tiene voluntad. No puede actuar. En lo que respecta a la acción, la mente es una cobarde... Así que cuando me escuchas, si sólo piensas sobre mí, y piensas sobre todo lo que digo, la mente dirá: ¡Tiene toda la razón! ¡Muy bien! Esto es lo que yo siempre quise: pero tú nunca lo practicarás.

Así que no me escuches desde la mente... Escúchame como un ser total, no sólo desde la mente; escúchame desde tus entrañas. Sólo entonces practicarás lo que te estoy diciendo; de lo contrario permanecerás dividido. La mente pensará una cosa y tú seguirás haciendo justo lo contrario. Entonces te arrepentirás y te sentirás culpable. Entonces será mejor que no me escuches porque yo no estoy aquí para crearte complejo de culpabilidad. Eso sería un pecado. Crear complejo de culpabilidad en alguien es un pecado. Así que recuerda esto: yo no soy responsable; tú mismo lo estás creando.

Escúchame como una unidad orgánica total --tu sangre también escucha, tus latidos también escuchan, tus huesos, tu médula, tus entrañas, me escuchas como un ser total-- entonces, sólo entonces serás capaz de practicarlo. De hecho, decir que "serás capaz" no es correcto; lo practicarás. Si me has escuchado como un ser total unitario, ya has empezado a practicarlo. No habrá necesidad de hacer un esfuerzo consciente por practicarlo; lo encontrarás. Ha pasado a tu flujo sanguíneo; se ha convertido en una parte de ti. No puedes hacer otra cosa que practicarlo...

A menos que me oigas con tu totalidad, no como ser pensante... si vibras conmigo, si tu corazón late conmigo, si tu ritmo está conmigo, entonces no será necesario; no surgirá nunca este problema: ¿cómo practicar? Practicarás".

Osho, La búsqueda. Charlas sobre los Diez Toros del Zen