6 jun. 2010

Siéntete agradecido

"Siéntete feliz. Se te ha otorgado una oportunidad maravillosa sin que medie razón alguna. Estás vivo. No te lo mereces. No has hecho nada para obtener la vida. Se ha vertido sobre ti.

De repente, un día, estás vivo. Amando, moviéndote, respirando... Y todas las bellezas y experiencias de la vida están disponibles ante ti. El sol sale por la mañana, la luna aparece por la noche, y la extensión celestial se llena de estrellas.

Alaba. Sé devoto. Siéntete agradecido. El don es tan valioso que no puedes imaginar cómo obtenerlo. Está más allá de toda valoración. ¿Puedes pensar, puedes imaginar algo que puedas hacer que te conceda más vida? ¿Cómo lo harías? ¿Qué harías? No puedes crear ni un solo instante de vida. Es un don.

Y cuando uno empieza a alabar, las cosas se tornan cada vez más hermosas. Los árboles son más verdes, las flores florecen como nunca antes... Porque estabas ciego y no podías ver. Los pájaros cantan como nunca antes. No es que no cantasen, es que estabas sordo. De repente, tus sensaciones están abiertas; de repente, tus sentidos se tornan sensibles, receptivos... Y toda la vida se convierte en una celebración".

Osho, Nirvana, la última pesadilla. Charlas sobre el zen