16 mar. 2012

Básicamente, el problema eres tú

   Pregunta: Cuando estoy con las plantas, los ríos, las montañas, los animales, las aves y el cielo, me siento bien, pero en cuanto me encuentro rodeado de gente siento como si hubiera entrado en un manicomio. ¿A qué se debe esta división?

   "Cuando estás con los árboles, el cielo, el río, las rocas y las flores y te sientes bien, tu bienestar nada tiene que ver contigo; tiene que ver con los árboles, el río y las rocas: tu bienestar proviene de su silencio. Y en cuanto te acercas a los seres humanos, empiezas a sentirte enloquecido, como si estuvieras en un manicomio, porque los seres humanos son espejos y te reflejan. Debe de ser que estás loco; por eso cuando estás con la gente sientes que estás en un manicomio...
   Este es uno de los problemas fundamentales a los que se enfrenta cualquier buscador religioso.
   Cuando estás solo, todo parece ir bien, todo está tranquilo, puesto que no hay nadie que te moleste; nadie te da la oportunidad de alterarte. Todo está en silencio, de modo que sientes cierto silencio tú también; pero es un silencio natural, no tiene nada de espiritual, pertenece a la naturaleza. Si vas al Himalaya y te encuentras rodeado del sobrio y sereno silencio de sus picos, te sentirás inundado de silencio, pero será debido al Himalaya, no a ti, y cuando regreses a casa, seguirás siendo el mismo que emprendió el viaje; no podrás llevarte el Himalaya contigo. Por eso, muchos han llegado allí y se han quedado para siempre, pensando que, si volvían al mundo, perderían algo bueno que allí habían conseguido. Pero no habían conseguido nada, ya que, una vez que se consigue algo no se puede perder, y el mundo es la prueba de fuego. Así que, si te sientes bien mientras no estás cerca de ningún ser humano, lo único que eso demuestra es que entre los seres humanos tu locura interior se pone en funcionamiento. Por lo tanto, no seas un escapista y culpes a la sociedad, a la gente, a la multitud, no digas que es un manicomio...
   Básicamente, el problema eres tú, así que no culpes a la sociedad, no culpes a la gente, pues lo único que hacen es revelar quién eres...
   Si no eres capaz de conectarte con los seres humanos, que están tan próximos a ti, entonces es imposible que te conectes con nada más.
   Primero conecta con los seres humanos, y poco a poco, a medida que vayas siendo capaz de comprenderlos, irás siendo capaz también de tener un diálogo interior, armonía y ritmo. Y a partir del ahí podrás ir avanzando: podrás acercarte a los animales..., después a las aves, a los árboles, a las rocas y sólo entonces podrás aproximarte a la existencia pura, que es la fuente de todo..."

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/