17 mar. 2012

Sé fiel al amor

   Pregunta: En el mundo oriental se ha recalcado que, en una relación amorosa, deberíamos permanecer para siempre con una persona, con una sola persona. Sin embargo, en Occidente, hoy día la gente pasa continuamente de una relación a otra. ¿A favor de cuál de los dos comportamientos está usted?

   "Estoy a favor del amor. Deja que te lo explique: sé fiel al amor y no te preocupes por las parejas; la cuestión no es tener una pareja o muchas, la cuestión es ser fiel al amor. Si vives con una mujer o con un hombre y no los amas, vives en pecado. Si estás casado con una persona y no la amas, pero sigues viviendo con ella, acostándote con ella, estás cometiendo un pecado contra el amor..., y el amor es Dios.
   Estás actuando en contra del amor por razones de comodidad, conveniencia y formalidad social. Es igual de abominable que si violaras a una mujer, a la que no amas. Violar a la mujer se considera un crimen, porque ni tú la amas a ella ni ella te ama a ti. Pero lo mismo sucede cuando vives con una mujer a la que no amas; es una violación  -socialmente aceptada, por supuesto, pero una violación al fin y al cabo-, y estás actuando en contra del amor de Dios.
   En el mundo oriental, la gente ha decidido vivir con una sola pareja durante toda su vida, y no tiene nada de malo. Si sigues siendo fiel al amor, es algo muy bello permanecer para siempre con la misma persona, porque la intimidad crece. Pero existe un noventa y nueve por ciento de posibilidades de que no haya amor en la relación, y esas dos personas  vivan juntas sin más. Lo que crece entonces es cierta relación basada en el vivir juntos, no en el amor; no se puede confundir eso con el amor... La intimidad es buena, y ser fiel a un único compromiso es muy hermoso, pero el requisito básico es el amor...
   En Occidente, la gente está cambiando..., tiene demasiadas relaciones, y tanto lo uno como lo otro matan el amor. En Oriente, el amor muere porque la gente tiene miedo de cambiar, y en Occidente, porque la gente tiene miedo de permanecer con una misma pareja demasiado tiempo...  El amor sufre de ambos modos: en Oriente la gente se aferra a la seguridad, a la comodidad, a la formalidad, y en Occidente se aferra a la libertad del ego, a la falta de compromiso; pero lo mismo de un modo que de otro, el amor sufre.
   Yo estoy a favor del amor. No soy ni oriental ni occidental...; únicamente, estoy a favor del amor. Recuerda siempre que, si hay amor en una relación, no se puede pedir más.
   Mientras el amor dure, permanece en ella, y comprométete con ella tan profunda y totalmente como sea posible; déjate absorber por la relación, y entonces el amor será capaz de transformarte. Ahora bien, si no hay amor, es mejor cambiar... Por lo tanto, si hay amor en la relación, quédate en ella; dale la oportunidad de madurar. Si no hay amor, cambia antes de que te hagas adicto a una relación en la que no hay amor.
   Me preguntas si deberías seguir la forma de relación oriental o la occidental. Ninguna de las dos; sigue la forma de relación divina.  ¿Y cuál es la forma divina?   Sé fiel al amor. Si hay amor, todo está permitido; y si no hay amor, no está permitido nada...
   El unirte a la mujer que hay en el exterior, unirte de verdad a ella, amarla, comprometerte con ella, disolverte, derretirte en ella, hace que poco a poco te unas a la mujer que hay dentro de ti, o al hombre que hay dentro de ti. La mujer exterior es sólo un sendero hacia la mujer interior, y el hombre exterior es sólo un sendero hacia el hombre interior. El verdadero orgasmo se produce dentro de ti, cuando el hombre y la mujer interiores se unen".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/