19 mar. 2012

El sentido de la vida no está escrito; tienes que crearlo

     "La gente viene y me pregunta: "Por favor, díganos, qué sentido tiene la vida".  Como si el sentido de la vida fuera algo que estuviera escrito en alguna parte. El sentido de la vida no está escrito; tienes que crearlo.
     Y hay una gran belleza en que sea así.  Si el sentido estuviera ya escrito, el ser humano habría sido una roca; entonces no habría tenido la posibilidad de evolucionar, de aventurarse..., ninguna posibilidad.  De hecho todo estaría cerrado y concluido, como lo está la roca: cerrada desde todas las dimensiones. La roca ya es todo lo que puede ser, pero el ser humano todavía no es más que una posibilidad, una posibilidad temblorosa con un futuro infinito, con mil y una alternativas. Depende de ti quién serás y lo que serás.
     Tú eres el responsable. Cuando no hay Dios, toda la responsabilidad recae sobre ti. Por eso los débiles siguen creyendo en Dios; sólo quienes son muy fuertes se atreven a estar solos. Sin embargo,  ésta es una condición básica. Para el yoga, es un requisito básico que estés solo, que seas independiente, y que llegues a darte cuenta de que el sentido de la vida no está escrito, de que lo tienes que buscar, tienes que crearlo.  Encontrarás el sentido, porque la vida puede tener sentido, pero tendrás que descubrirlo con tu propio esfuerzo. Cuando estés solo, lo que quiera que hagas te lo irá revelando; cada acto hará que tu vida, hará que tu existencia tenga un sentido cada vez mayor".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/