25 mar. 2012

La experiencia es liberadora...La experiencia es tuya y de nadie más, y nadie puede dártela

     "La vida es una vasta escuela de formación, la única universidad. Porque la palabra "universidad" proviene de "universo", y está claro que ninguna universidad debería considerarse a sí misma "universidad"; el nombre le queda demasiado grande. La única universidad es el universo total. Pero habéis creado pequeñas universidades y pensáis que, una vez que habéis pasado por ellas, sois personas tituladas, como si ahora ya "supieseis". La realidad es que no, que estas pequeñas universidades no bastan, y que tendrás que pasar por la auténtica universidad a lo largo de toda tu vida.
     La experiencia es liberadora... Cada vez que experimentas algo con atención, con consciencia, observando plenamente, participando y observando a la vez, eso tiene un efecto liberador.  De inmediato, algo aflora de ello, porque es una experiencia de verdad, una experiencia que no has tomado prestada de las escrituras, que no has tomado prestada de nadie.
   La experiencia no se puede tomar prestada, sólo se pueden tomar prestadas las teorías. Por eso todas las teorías están sucias, porque han pasado por tantas manos, por tantos millones de manos, que son como billetes de banco mugrientos.
     La experiencia es siempre nueva, nueva como el rocío de la mañana, nueva como la rosa recién abierta. La experiencia es siempre inocente y virgen, jamás la ha tocado nadie. La descubres tú por vez primera.  La experiencia es tuya y de nadie más, y nadie puede dártela.
     Los buddhas pueden indicarte el camino, pero tú tienes que andar; ningún buddha puede recorrerlo por ti, es imposible. Un buddha no puede darte sus ojos para que mires por ellos...
     No puedo prestarte mi mano, y aunque pudiera, el tacto no sería mío, sino tuyo. Cuando tocaras algo, a pesar de ser mi mano la que tocara, no sería ella, sino tú quien sintiera. No hay posibilidad de tomar prestada la realidad.
     La experiencia libera. Cada día me encuentro con gente que me pregunta: "¿Cómo puede uno liberarse de la ira? ¿Cómo puede liberarse del apremio sexual, de la lujuria?". Me preguntan cómo pueden liberarse de esto o de aquello, y cuando les contesto: "Vívelo hasta el fondo", se quedan perplejos. Acuden a mí en busca de un método para reprimirse, y si hubieran ido a ver a cualquier otro gurú de la India, lo habrían encontrado; pero la represión jamás puede ser liberadora, represión significa reprimir la experiencia, significa cortar las raíces de la experiencia. No sólo no es liberadora, sino que es la mayor esclavitud que pueda encontrarse".

Osho, El libro del Yoga I, El nacimiento del individuo
http://osho-maestro.blogspot.com/