17 jul. 2012

¡Despierta!

     "Obsérvate, medita sobre lo que veas y averigua si estás viviendo dormido. Si es así, despierta.
     La meditación no es sino un esfuerzo por aunar la poca consciencia que tienes, por reunirla, por consolidarla, a fin de hacerla aumentar progresivamente y de hacer que decrezca la inconsciencia.  Al meditar, poco a poco la consciencia se va elevando: cada vez vives menos en un sueño, cada vez te llegan menos pensamientos y son mayores los intervalos de silencio; y esos intervalos son ventanas que se abren a lo divino. Hasta que un día puedas decir finalmente que eres capaz de existir durante unos minutos sin la interferencia de ningún pensamiento  ni de ningún sueño; y ese día,  por primera vez, sabrás. Entonces, el propósito se abra cumplido.
     Habrás pasado de estar profundamente dormido a estar profundamente consciente; y cuando el dormir profundo y una profunda percepción consciente se unen, el círculo se completa. Sólo en esa soledad es uno dichoso; sólo en esa soledad llega uno a saber lo que es la verdad. Pues la verdad es tu ser, existe ya en ti, lo que pasa es que estás dormido. ¡Despierta!".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/