6 jul. 2012

Si la gente pudiera bailar un poco más, cantar un poco más, ser un poco más loca, su energía fluiría más y sus problemas poco a poco irían desapareciendo

     "Si es que Dios existe, una cosa es segura: no tendrá ningún problema. Por lo menos esto es seguro. ¿Entonces qué hace con todo su tiempo?  Sin problemas, sin psiquiatra al que consultar, sin gurú al que visitar y rendirse... ¿Qué está haciendo Dios? Debe estar volviéndose loco, girando. ¿Qué es lo que hará?  No, él está viviendo; su vida está totalmente llena de vida.  Está comiendo, durmiendo, bailando, teniendo una aventura amorosa, pero sin problemas.
     Comienza a vivir este momento y verás que cuanto más vives, menos problemas hay, porque ahora que tu vacío está floreciendo y viviendo, ya no son necesarios.  Cuando no vives, esa misma energía se agria.  La misma energía que se podría haber convertido en una flor se estanca. Sin permitírsele florecer se convierte en una espina en el corazón; es la misma energía...
     Si la gente pudiera bailar un poco más, cantar un poco más, ser un poco más loca, su energía fluiría más y sus problemas poco a poco irían desapareciendo.
     Por eso insisto tanto en el baile. ¡Baila hasta el orgasmo!  Deja que toda tu energía se convierta en danza y de repente verás que no tienes cabeza: la energía atascada en la cabeza se está moviendo a tu alrededor, creando hermosas formas, imágenes, movimientos...
     Vive, baila, come, duerme, hazlo tan totalmente como sea posible. Y recuerda una y otra vez: siempre que te sorprendas a ti mismo creando algún problema, salte de ahí inmediatamente. Una vez que te metes en un problema necesitarás una solución. E incluso si encuentras una solución, de esta solución surgirán otra vez mil y un problemas... Siempre que veas que te estás metiendo en un problema, cázate a ti mismo, corre, salta, baila, pero no te metas en el problema. Haz algo inmediatamente de modo que la energía que estaba creando los problemas se vuelva fluida, líquida, se disuelva, regrese al cosmos".

Osho, Música ancestral en los pinos
http://osho-maestro.blogspot.com/