8 dic. 2012

Ésa es la única función de la meditación: traer algo...que te transforme de robot en un ser consciente

     "La humanidad corriente es robótica: vive inconscientemente, vive mecánicamente. Lo único que tienes son hábitos. Si eliminas todos tus hábitos, simplemente, empezarás a evaporarte; te será imposible encontrarte. ¿Qué eres tú?  Si te fijas bien, encontrarás un montón de viejos hábitos. Todavía no tienes más.
     Ésa es la única función de la meditación: traer algo a tu vida que no sea un hábito, algo que sea espontáneo, algo que no sea mecánico, algo que te transforme de robot en un ser consciente...
     Alcanzar la luna no es tan duro, no es tan difícil. Ascender el Everest es un juego de niños comparado con recordar constantemente lo que estás haciendo, con estar consciente. Pero el día que aparece la consciencia, conoces el éxtasis de ser, la bendición de ser. Sabes algo que no se puede imaginar. ¡Es extensísimo, inagotable! Una vez que entras en ello, es tuyo para siempre. Buda lo llama la ley eterna, Jesús lo llama el reino de Dios... Pero uno tiene que llegar a estar lo bastante alerta, lo bastante consciente, para poder desidentificarte de los hábitos, de los patrones, de las estructuras, que han arraigado en su ser".

Osho, Inocencia, saber y asombro
http://osho-maestro.blogspot.com/