31 mar. 2012

¿Cómo estar en el presente?, ésa es la clave de la meditación

   "La iluminación es un subproducto de la comprensión de que vivir en el pasado es una necedad, porque el pasado sólo es recuerdo. Pero millones de personas están desperdiciando su tiempo en recuerdos. Y millones más están viviendo en el futuro. No puedes vivir en el futuro; es construir castillos en el aire.
     Entender que tanto el pasado como el futuro son no-existenciales... Lo único que tienes es un momento mínimo: este mismo momento. Ni siquiera tienes dos momentos juntos. Cuando un momento se va viene otro momento. Siempre tienes únicamente un momento en tus manos; y es tan pequeño y efímero que si estás pensando en el pasado o en el futuro, te lo perderás. Y ésa es la única vida, y ésa es la única realidad que existe...
     La mente sólo es una colección de recuerdos del pasado y, a partir de esos recuerdos, crea imaginaciones sobre el futuro.
     La mente no conoce los tres tiempos verbales, sólo conoce dos: el pasado y el futuro. El presente no existe para la mente. Lo existencial es inexistente para la mente, y lo inexistente es existencial para la mente. De ahí que todo el esfuerzo consista en salir de la mente, salir de lo no-existencial y alzarse en el medio, donde la existencia es.
     ¿Cómo estar en el presente?, ésa es la clave de la meditación. Y en cuanto estás en el presente, la iluminación es un subproducto...
     De modo que olvídate de la iluminación. Es un subproducto; no puedes hacer nada con respecto a ella. Ésta es la belleza de los subproductos: tú tienes que hacer alguna otra cosa y el subproducto va llegando. Tienes que aprender a estar en el presente más y más. En otras palabras: tienes que aprender a estar más y más en un estado de no-mente".

Osho, Salir de la prisión de la mente. La iluminación es tu naturaleza
http://osho-maestro.blogspot.com/  

29 mar. 2012

Quien tiene que transformarse eres tú

     "He visto sufrir a gente pobre y he visto sufrir a gente rica, he visto sufrir a los fracasados y también a los triunfadores; hagas lo que hagas, al final llegas a la meta, que es la amargura.  ¿Qué pasa? ¿Es que todos los caminos conducen al infierno? En ese caso, parece no haber elección.
     Sí, todo conduce al sufrimiento, si sigues tal como estás.  Pero te diré otra cosa: si cambias, todo te conducirá al cielo.  Si sigues siendo el mismo, el problema seguirás siendo tú, no lo que hagas.  Lo que hagas es irrelevante, lo que cuenta eres tú:  si odias, eres tú el que odia, y si amas, eres tú el que amas; eres tú el que al final crea el fenómeno de la infelicidad o el éxtasis, del sufrimiento o la dicha...., a menos que cambies. Sustituir el odio por amor, a esta mujer por aquélla, esta casa por otra no servirá de nada; desperdiciarás tu tiempo y tu energía.  Quien tiene que transformarse eres tú".

Osho, El libro del Yoga I, El nacimiento del individuo
http://osho-maestro.blogspot.com/
 

27 mar. 2012

Tu estrella polar interior

"Sólo una cosa puede ser permanente en ti 
las veinticuatro horas del día, 
y es el observador, 
el testigo. 
Ésa es tu estrella polar interior".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
 

25 mar. 2012

La experiencia es liberadora...La experiencia es tuya y de nadie más, y nadie puede dártela

     "La vida es una vasta escuela de formación, la única universidad. Porque la palabra "universidad" proviene de "universo", y está claro que ninguna universidad debería considerarse a sí misma "universidad"; el nombre le queda demasiado grande. La única universidad es el universo total. Pero habéis creado pequeñas universidades y pensáis que, una vez que habéis pasado por ellas, sois personas tituladas, como si ahora ya "supieseis". La realidad es que no, que estas pequeñas universidades no bastan, y que tendrás que pasar por la auténtica universidad a lo largo de toda tu vida.
     La experiencia es liberadora... Cada vez que experimentas algo con atención, con consciencia, observando plenamente, participando y observando a la vez, eso tiene un efecto liberador.  De inmediato, algo aflora de ello, porque es una experiencia de verdad, una experiencia que no has tomado prestada de las escrituras, que no has tomado prestada de nadie.
   La experiencia no se puede tomar prestada, sólo se pueden tomar prestadas las teorías. Por eso todas las teorías están sucias, porque han pasado por tantas manos, por tantos millones de manos, que son como billetes de banco mugrientos.
     La experiencia es siempre nueva, nueva como el rocío de la mañana, nueva como la rosa recién abierta. La experiencia es siempre inocente y virgen, jamás la ha tocado nadie. La descubres tú por vez primera.  La experiencia es tuya y de nadie más, y nadie puede dártela.
     Los buddhas pueden indicarte el camino, pero tú tienes que andar; ningún buddha puede recorrerlo por ti, es imposible. Un buddha no puede darte sus ojos para que mires por ellos...
     No puedo prestarte mi mano, y aunque pudiera, el tacto no sería mío, sino tuyo. Cuando tocaras algo, a pesar de ser mi mano la que tocara, no sería ella, sino tú quien sintiera. No hay posibilidad de tomar prestada la realidad.
     La experiencia libera. Cada día me encuentro con gente que me pregunta: "¿Cómo puede uno liberarse de la ira? ¿Cómo puede liberarse del apremio sexual, de la lujuria?". Me preguntan cómo pueden liberarse de esto o de aquello, y cuando les contesto: "Vívelo hasta el fondo", se quedan perplejos. Acuden a mí en busca de un método para reprimirse, y si hubieran ido a ver a cualquier otro gurú de la India, lo habrían encontrado; pero la represión jamás puede ser liberadora, represión significa reprimir la experiencia, significa cortar las raíces de la experiencia. No sólo no es liberadora, sino que es la mayor esclavitud que pueda encontrarse".

Osho, El libro del Yoga I, El nacimiento del individuo
http://osho-maestro.blogspot.com/
 

24 mar. 2012

Si de verdad quieres relajarte..., tendrás que abandonar la política

     "La ausencia del esfuerzo es un fenómeno asombroso; una vez que lo conoces, se te hacen posible millones de cosas.  Con esfuerzo, triunfarás en bolsa; sin esfuerzo, alcanzarás a Dios. Con esfuerzo, nunca alcanzarás el nirvana; llegarás a Delhi, pero al nirvana no.
     Tengo muchos amigos en el mundo de la política, en el mundo de los negocios, del mercado, y muchas veces vienen y me dicen:  "Enséñanos una manera de relajarnos, la que sea, porque nosotros solos no somos capaces". Un ministro de gobierno solía venir, siempre con el mismo problema:
     - No puedo relajarme. Ayúdame -me decía.
     - Si de verdad quieres relajarte  -le contestaba-, tendrás que abandonar la política. El ministerio y la relajación no pueden existir juntos; si te relajas,  perderás puntos. Así que tú decides. Yo puedo enseñarte a relajarte, pero entonces no te enfades, porque no podrás atender a ambas cosas a la vez. Primero, acaba con la política, y luego ven a verme.
     - ¡Imposible!  -replicaba-. He venido a aprender relajación para poder ser más competente y llegar a ministro en jefe, porque, a causa de las tensiones mentales y de las preocupaciones constantes, no puedo trabajar lo suficiente, y los demás toman la delantera.  Los políticos son gente muy competitiva, y yo estoy perdiendo terreno. No he venido aquí para dejar la política.
     - Entonces, por favor, no vengas  -le dije en una ocasión-.  Olvídate de mí; dedícate a la política por entero, agótate, abúrrete de ella, acaba con ella, y después ven a verme".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
 
 

Los necios siempre viven de acuerdo con las normas

     "Los necios siempre viven de acuerdo con las normas.
     He oído que Mulla Nasrudin estaba aprendiendo medicina con un médico muy respetado. Observaba a su maestro, lo acompañaba cuando hacía las rondas de visita a sus pacientes, y un día Mulla se quedó sorprendido: el maestro le tomó el pulso a un paciente, cerró los ojos, meditó unos momentos y dijo:
     - Has comido demasiados mangos.
     Mulla se quedó atónito; ¿cómo podía el médico saber eso con sólo tomarle el pulso? Nunca había oído decir que fuera posible hacer algo semejante. Estaba perplejo. Así que, en el camino de vuelta a casa, le preguntó:
     - Maestro, deme alguna pista, por favor. ¿Cómo ha podido saber...?
     El Maestro se rió.
     - El pulso no puede dar esa información; lo que pasa es que, al mirar debajo de la cama, he visto un montón de mangos, y, junto a ellos, varios huesos, de modo que he hecho una deducción.
     Un día el maestro se puso enfermo, y Mulla tuvo que encargarse de las visitas. Fue a ver a un paciente nuevo; le tomó el pulso, cerró los ojos, caviló un poco  -justo como le había visto hacer al maestro-  y luego dijo:
     - Ha comido usted demasiados caballos.
     - ¡Qué!  -gritó el paciente-, ¿está usted loco?
     Mulla se quedó desconcertado. Volvió a casa cabizbajo y nervioso. El maestro le preguntó:
     - ¿Qué ha pasado?
     - He mirado debajo de la cama yo también, y he visto una silla de montar y otros arreos; y como el caballo no estaba, he pensado: "Este hombre ha comido demasiados caballos".

     Así de idiota puede ser la mente cuando crea normas y las sigue a ciegas. No seas tan tonto. Toma estas definiciones, estos dichos, estos sutras de una manera muy vaga; deja que calen en ti, que se incorporen a lo que sabes por experiencia, pero no intentes seguirlos al pie de la letra. Deja que penetren en ti, que sean tu inteligencia, y luego busca tu camino, porque toda gran enseñanza es indirecta".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
   

23 mar. 2012

Observa constantemente, no permitas que nada pase sin observarlo

     "Obsérvate en todos los distintos estados de ánimo: cuando estés triste, obsérvate; obsérvate cuando estés alegre, obsérvate cuando sientas indiferencia, cuando sientas desesperación, cuando estés rebosante de esperanza; obsérvate en el deseo y en la frustración.  Hay millones de estados de ánimo alrededor de ti; obsérvalos todos, deja que cada uno de ellos sea una ventana por la que mirar hacia tu interior.  Obsérvate desde los colores del arco iris; obsérvate cuando estés solo, cuando no estés solo.  Vete a la montaña, quédate aislado y obsérvate; vete a la fábrica, a la oficina; y observa cómo cambias, en qué cambias.
     No relajes la atención ni por un momento. El Buddha dice: "Y luego, cuando te vayas a la cama, sigue observando. Cuando estés a punto de quedarte dormido, observa cómo te duermes". Observa constantemente, no permitas que nada pase sin observarlo.  Porque este recuerdo del sí, este estudio de sí mismo, lo hará todo. No te hace falta preguntar: "¿Y qué hago después de observar?", porque la respuesta es nada, no necesitas hacer nada. Una vez que observas tu odio totalmente, desaparece...
     Tú no desaparecerás por observar; de hecho la observación te revelara a ti mismo. Sólo la oscuridad desaparece, la oscuridad de la ira; la oscuridad del sentimiento de posesión, la oscuridad de los celos...; todo eso desparecerá. Y sólo quedarás tú en tu pureza prístina, sólo quedará tu espacio interior, vacío".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
 

19 mar. 2012

El sentido de la vida no está escrito; tienes que crearlo

     "La gente viene y me pregunta: "Por favor, díganos, qué sentido tiene la vida".  Como si el sentido de la vida fuera algo que estuviera escrito en alguna parte. El sentido de la vida no está escrito; tienes que crearlo.
     Y hay una gran belleza en que sea así.  Si el sentido estuviera ya escrito, el ser humano habría sido una roca; entonces no habría tenido la posibilidad de evolucionar, de aventurarse..., ninguna posibilidad.  De hecho todo estaría cerrado y concluido, como lo está la roca: cerrada desde todas las dimensiones. La roca ya es todo lo que puede ser, pero el ser humano todavía no es más que una posibilidad, una posibilidad temblorosa con un futuro infinito, con mil y una alternativas. Depende de ti quién serás y lo que serás.
     Tú eres el responsable. Cuando no hay Dios, toda la responsabilidad recae sobre ti. Por eso los débiles siguen creyendo en Dios; sólo quienes son muy fuertes se atreven a estar solos. Sin embargo,  ésta es una condición básica. Para el yoga, es un requisito básico que estés solo, que seas independiente, y que llegues a darte cuenta de que el sentido de la vida no está escrito, de que lo tienes que buscar, tienes que crearlo.  Encontrarás el sentido, porque la vida puede tener sentido, pero tendrás que descubrirlo con tu propio esfuerzo. Cuando estés solo, lo que quiera que hagas te lo irá revelando; cada acto hará que tu vida, hará que tu existencia tenga un sentido cada vez mayor".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
  

17 mar. 2012

Sé fiel al amor

   Pregunta: En el mundo oriental se ha recalcado que, en una relación amorosa, deberíamos permanecer para siempre con una persona, con una sola persona. Sin embargo, en Occidente, hoy día la gente pasa continuamente de una relación a otra. ¿A favor de cuál de los dos comportamientos está usted?

   "Estoy a favor del amor. Deja que te lo explique: sé fiel al amor y no te preocupes por las parejas; la cuestión no es tener una pareja o muchas, la cuestión es ser fiel al amor. Si vives con una mujer o con un hombre y no los amas, vives en pecado. Si estás casado con una persona y no la amas, pero sigues viviendo con ella, acostándote con ella, estás cometiendo un pecado contra el amor..., y el amor es Dios.
   Estás actuando en contra del amor por razones de comodidad, conveniencia y formalidad social. Es igual de abominable que si violaras a una mujer, a la que no amas. Violar a la mujer se considera un crimen, porque ni tú la amas a ella ni ella te ama a ti. Pero lo mismo sucede cuando vives con una mujer a la que no amas; es una violación  -socialmente aceptada, por supuesto, pero una violación al fin y al cabo-, y estás actuando en contra del amor de Dios.
   En el mundo oriental, la gente ha decidido vivir con una sola pareja durante toda su vida, y no tiene nada de malo. Si sigues siendo fiel al amor, es algo muy bello permanecer para siempre con la misma persona, porque la intimidad crece. Pero existe un noventa y nueve por ciento de posibilidades de que no haya amor en la relación, y esas dos personas  vivan juntas sin más. Lo que crece entonces es cierta relación basada en el vivir juntos, no en el amor; no se puede confundir eso con el amor... La intimidad es buena, y ser fiel a un único compromiso es muy hermoso, pero el requisito básico es el amor...
   En Occidente, la gente está cambiando..., tiene demasiadas relaciones, y tanto lo uno como lo otro matan el amor. En Oriente, el amor muere porque la gente tiene miedo de cambiar, y en Occidente, porque la gente tiene miedo de permanecer con una misma pareja demasiado tiempo...  El amor sufre de ambos modos: en Oriente la gente se aferra a la seguridad, a la comodidad, a la formalidad, y en Occidente se aferra a la libertad del ego, a la falta de compromiso; pero lo mismo de un modo que de otro, el amor sufre.
   Yo estoy a favor del amor. No soy ni oriental ni occidental...; únicamente, estoy a favor del amor. Recuerda siempre que, si hay amor en una relación, no se puede pedir más.
   Mientras el amor dure, permanece en ella, y comprométete con ella tan profunda y totalmente como sea posible; déjate absorber por la relación, y entonces el amor será capaz de transformarte. Ahora bien, si no hay amor, es mejor cambiar... Por lo tanto, si hay amor en la relación, quédate en ella; dale la oportunidad de madurar. Si no hay amor, cambia antes de que te hagas adicto a una relación en la que no hay amor.
   Me preguntas si deberías seguir la forma de relación oriental o la occidental. Ninguna de las dos; sigue la forma de relación divina.  ¿Y cuál es la forma divina?   Sé fiel al amor. Si hay amor, todo está permitido; y si no hay amor, no está permitido nada...
   El unirte a la mujer que hay en el exterior, unirte de verdad a ella, amarla, comprometerte con ella, disolverte, derretirte en ella, hace que poco a poco te unas a la mujer que hay dentro de ti, o al hombre que hay dentro de ti. La mujer exterior es sólo un sendero hacia la mujer interior, y el hombre exterior es sólo un sendero hacia el hombre interior. El verdadero orgasmo se produce dentro de ti, cuando el hombre y la mujer interiores se unen".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
  

16 mar. 2012

Básicamente, el problema eres tú

   Pregunta: Cuando estoy con las plantas, los ríos, las montañas, los animales, las aves y el cielo, me siento bien, pero en cuanto me encuentro rodeado de gente siento como si hubiera entrado en un manicomio. ¿A qué se debe esta división?

   "Cuando estás con los árboles, el cielo, el río, las rocas y las flores y te sientes bien, tu bienestar nada tiene que ver contigo; tiene que ver con los árboles, el río y las rocas: tu bienestar proviene de su silencio. Y en cuanto te acercas a los seres humanos, empiezas a sentirte enloquecido, como si estuvieras en un manicomio, porque los seres humanos son espejos y te reflejan. Debe de ser que estás loco; por eso cuando estás con la gente sientes que estás en un manicomio...
   Este es uno de los problemas fundamentales a los que se enfrenta cualquier buscador religioso.
   Cuando estás solo, todo parece ir bien, todo está tranquilo, puesto que no hay nadie que te moleste; nadie te da la oportunidad de alterarte. Todo está en silencio, de modo que sientes cierto silencio tú también; pero es un silencio natural, no tiene nada de espiritual, pertenece a la naturaleza. Si vas al Himalaya y te encuentras rodeado del sobrio y sereno silencio de sus picos, te sentirás inundado de silencio, pero será debido al Himalaya, no a ti, y cuando regreses a casa, seguirás siendo el mismo que emprendió el viaje; no podrás llevarte el Himalaya contigo. Por eso, muchos han llegado allí y se han quedado para siempre, pensando que, si volvían al mundo, perderían algo bueno que allí habían conseguido. Pero no habían conseguido nada, ya que, una vez que se consigue algo no se puede perder, y el mundo es la prueba de fuego. Así que, si te sientes bien mientras no estás cerca de ningún ser humano, lo único que eso demuestra es que entre los seres humanos tu locura interior se pone en funcionamiento. Por lo tanto, no seas un escapista y culpes a la sociedad, a la gente, a la multitud, no digas que es un manicomio...
   Básicamente, el problema eres tú, así que no culpes a la sociedad, no culpes a la gente, pues lo único que hacen es revelar quién eres...
   Si no eres capaz de conectarte con los seres humanos, que están tan próximos a ti, entonces es imposible que te conectes con nada más.
   Primero conecta con los seres humanos, y poco a poco, a medida que vayas siendo capaz de comprenderlos, irás siendo capaz también de tener un diálogo interior, armonía y ritmo. Y a partir del ahí podrás ir avanzando: podrás acercarte a los animales..., después a las aves, a los árboles, a las rocas y sólo entonces podrás aproximarte a la existencia pura, que es la fuente de todo..."

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
  

15 mar. 2012

Ser padre, ser madre no es tan fácil

   "Eres un neurótico y, desde ese estado de neurosis has dado a luz a tus hijos, que son para ti una distracción. Como estás harto de ti mismo, quieres distraerte, y los hijos son una distracción magnífica porque generan problemas nuevos, cuando de los tuyos, ya casi viejos, estás más que aburrido. El marido está harto de la esposa y la esposa está harta del marido, así que quieren que algo se sitúe entre ellos, y eso es lo que hace el hijo. De hecho, muchos matrimonios siguen juntos por sus hijos; de no haber sido por ellos, se habrían separado...
   Pero la madre y el padre llevan los dos a cuestas sus propios problemas y ansiedades, su propia locura. ¿Qué van a darles a esos hijos? ¿Qué les pueden dar? Aunque hablen de amor, son violentos. Su amor está ya envenenado, no saben lo que es el amor. En nombre del amor torturan a sus
hijos; en nombre del amor estructuran la vida de sus hijos, intentan matar la vida que hay en ellos; en nombre del amor dominan y poseen.  Y los hijos, por supuesto, están indefensos y hacen todo aquello que los padres quieren. Si es preciso se les pega, se les moldea de una manera u otra, se les obliga a cargar con las ambiciones y los deseos insatisfechos de los padres, para que, cuando ellos mueran, los hijos tengan las mismas ambiciones e intenten hacer las mismas tonterías que ellos intentaron sin éxito.
   Ser padre, ser madre no es tan fácil. Una vez que seas un individuo completo, podrás ser padre o ser madre y tener un hijo al que darás libertad, al que darás salud e integridad, que será de verdad elegante... y un regalo para el mundo. Él hará del mundo un lugar un poco mejor de lo que es. De lo contrario, no;  de lo contrario, ¡contigo ya hay más que suficiente!".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/
                                                

14 mar. 2012

Si quieres renunciar a cualquier cosa, vívela hasta el final

   "A menos que logres renunciar a la distracción causada por los objetos externos, no podrás viajar a tu interior, porque los objetos te llamarán constantemente, sin descanso. Es como si estuvieras meditando y en la sala de meditación hubiera un teléfono que no dejara de sonar; ¿cómo podrías meditar? Tendrías que descolgar el teléfono...
   ¿Cómo renuncia uno a las distracciones? ¿Puedo uno simplemente hacer un voto: "Ahora renuncio a mi interés por las riquezas",  o  "Renuncio a mi interés por las mujeres -o por los hombres-"?  No es algo que pueda conseguirse haciendo un voto; de hecho,  si haces un voto, ocurrirá exactamente lo contrario. Si dices: "Renuncio a todo interés por las mujeres", tu mente se llenará de imágenes de mujeres, las visualizarás todavía más...
   Cuando vienen a verme sannyasins ya mayores, siempre me preguntan: "¿Qué puedo hacer con respecto al sexo?  Me martillea la mente todavía más que antes. Y he renunciado, así que no sé lo que voy a hacer ahora".  Cuanto más renuncies sin comprender, sirviéndote sólo de la fuerza de voluntad, más se complicará todo. Hace falta comprensión, no fuerza de voluntad, pues la voluntad forma parte del ego...
   ¿Cómo renuncia uno,  entonces?  Renuncia cuando ha comprendido, renuncia cuando ha experimentado, renuncia con madurez, no con un voto. Si quieres renunciar a cualquier cosa, vívela hasta el final.  No tengas miedo, llega hasta el fondo de ella, para poder comprenderla; y una vez que la hayas comprendido, podrás desecharla sin ningún esfuerzo de la voluntad...
   Por un simple destello de comprensión tácita, ten la certeza de que la vida es una escuela por la que hay que pasar; no tengas prisa. Si sientes que todavía queda en ti cierto deseo de acumular dinero, es mejor que no reces.  Ve, acumula dinero, y pon fin al capítulo.  El dinero es insustancial, de modo que, si eres inteligente, pronto pondrás fin al deseo de acumularlo; y si no eres lo bastante inteligente, tardarás un poco más, pero la experiencia te dará la inteligencia necesaria.  La experiencia es el único camino; no hay atajos.  Tal vez tardes mucho tiempo en comprender, pero no se puede hacer nada...; el ser humano es un ser desvalido, y tiene que conseguir inteligencia a base de experimentar.  Todo lo que conozcas bien, podrás desecharlo. De hecho,  decir que podrás desecharlo no es muy apropiado: se anulará por sí mismo".

Osho, El libro del Yoga II, Más allá del espacio, el tiempo y el deseo
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 mar. 2012

¿Cómo ser siempre fiel a uno mismo?

   "¿Cómo ser siempre fiel a uno mismo? Tres cosas se han de recordar:
   Nunca escuches a nadie que te diga lo que deberías ser;  escucha tu voz interior y descubre lo que te gustaría ser, pues, de lo contrario, habrás tirado tu vida entera. Recuerda siempre ser fiel a tu voz interior. Quizá te conduzca al peligro; si es así, vívelo, pero mantente siempre fiel a esa voz, pues entonces existe la posibilidad de que un día alcances un estado en el que puedas danzar desde la plenitud. Ten presente en todo momento que lo primero es tu ser, y no permitas que otros te manipulen y controlen. Y son muchos los que intentarán hacerlo.  Todo el mundo está deseando controlarte, deseando cambiarte, todo el mundo está ansioso por darte una dirección que no has pedido, todo el mundo te guía y te da consejos sobre cómo vivir. Pero la guía existe dentro de ti, llevas dentro de ti el proyecto de tu ser.
   Ser auténtico significa ser fiel a uno mismo. Es un fenómeno muy, pero que muy peligroso; muy pocos son capaces de hacerlo. Pero cada vez que alguien lo hace consigue tal belleza, tal gracia, tal satisfacción... ¡No puedes ni imaginarlo!  Si todo el mundo parece tan frustrado es porque nadie escucha su voz interior.
   Escúchala siempre, y no escuches nada más. Estás rodeado de mil y una tentaciones, porque son muchos los que andan por ahí vendiendo sus cosas. El mundo es un gran supermercado, y no hay quien no quiera venderte algo; es un mundo lleno de vendedores, y si escuchas a demasiados de ellos, te volverás loco. No escuches a nadie; cierra los ojos y escucha tu voz interior. En eso consiste la meditación, en escuchar tu voz interior. Esto es lo primero.
   Lo segundo  -si es que has hecho lo primero, porque sólo entonces es posible-  es que nunca debes ponerte una máscara. Si estás furioso, estate furioso. Es arriesgado, pero no sonrías, porque eso es no ser veraz. El problema es que te han enseñado que, cuando estés enfadado, debes sonreír; pero tu sonrisa es falsa, es una máscara, un mero ejercicio de los labios, nada más. El corazón está lleno de ira, de veneno, y los labios sonríen. Te conviertes en un fenómeno falso...
   Y lo tercero, en cuanto a la autenticidad es: permanece siempre en el presente, ya que toda la falsedad entra desde el pasado o desde el futuro. Lo que ha pasado, pasado está; no te preocupes por ello, y no lo lleves a cuestas como si fuera una carga, porque si lo haces, no te permitirá ser auténtico con el presente. Y lo que no ha llegado todavía, simplemente no ha llegado, así que no te preocupes innecesariamente por el futuro, pues, si lo haces, entrará en el presente y lo destruirá. Sé fiel al presente y serás auténtico. Ser auténtico es vivir en el aquí y el ahora; sin pasado, sin futuro: este momento lo es todo, este momento es la eternidad entera".

Osho, El libro del Yoga I, El nacimiento del individuo
http://osho-maestro.blogspot.com/

Mi idea de igualdad

"Mi idea de igualdad es la de que todos tengan iguales oportunidades de ser desiguales, que todos tenga  iguales oportunidades para ser únicos, para ser ellos mismos.  Sin duda que serían diferentes los unos de los otros; y una sociedad que no tiene variedad y diferencias es una sociedad muy pobre. La variedad aporta belleza, riqueza, color".

Osho, Rebelión, revolución y religiosidad. La meditación trae la utopía a la Tierra
http://osho-maestro.blogspot.com/

6 mar. 2012

¿Cómo es que una relación sexual que empezó siendo maravillosa se vuelva rancia, amarga?

   "Todos los días viene a verme gente que me habla de su relación sexual, diciéndome que les acarrea sufrimiento. Todavía no me he encontrado con una sola pareja que me haya dicho que su vida sexual es tal como debería ser: perfecta, hermosa. ¿Qué pasa?  Dicen que al principio era maravillosa. ¡Siempre es maravillosa al principio!  Pero ¿cómo es que una relación sexual que empezó siendo maravillosa se vuelva rancia, amarga? ¿Por qué al cabo de muy poco tiempo, incluso antes de haber acabado la luna de miel, empieza a volverse rancia y amarga?...
   Al principio, cuando dos personas se conocen, piensan: "Ésta va a ser la experiencia más álgida del mundo"; el hombre piensa: "Es la mujer más bella que he visto en mi vida", y la mujer: "Es el hombre más magnífico que haya habido jamás".  Empiezan su andadura con una imagen ilusoria, y proyectan a partir de ella.  Ven en  el otro todo aquello que quieren ver, y no ven a la persona real. En vez de ver a la persona que tienen delante, ven sólo su propio sueño proyectado... Pero tarde o temprano la realidad se afirma, y, una vez satisfecho el deseo sexual, cuando la hipnosis básica de la naturaleza se ha satisfecho, todo empieza a volverse amargo.
   El problema es que prometiste amar a esa mujer para siempre, y ella prometió que, incluso en vidas futuras,  sería tu sombra, y ahora resulta que estáis atrapados en vuestras promesas. Ahora, ¿cómo dar marcha atrás? Ahora no hay más remedio que cargar con ello.
   Y se instala así la hipocresía, los fingimientos, la ira... Ahora le das la mano a la mujer, pero es simplemente una mano que transpira, no pasa nada; ya no hay poesía, sólo transpiración... Besas a la mujer, pero no encuentras nada, salvo el olor del mal aliento.  Todo empieza a volverse desagradable, y entonces reaccionas, entonces te vengas, haces responsable al otro e intentas demostrar que el otro es el culpable, porque ha hecho algo mal, porque te ha engañado,  porque fingió ser lo que no era. Y todo se convierte en ese desagradable asunto que es un matrimonio.
   Recuerda, la falta de percepción consciente es tomar lo doloroso por placentero.  Si algo es placentero en un principio y acaba volviéndose doloroso, recuerda que fue doloroso desde el principio. Sólo la falta de percepción consciente te ha engañado, no te ha engañado nadie más. No estabas suficientemente alerta para ver las cosas tal como eran; de lo contrario, ¡cómo puede el placer convertirse en dolor! Si hubiera sido placer verdadero, con el paso del tiempo habría sido un placer cada  vez mayor. Así es como debería ser".

Osho, El libro del Yoga I, El nacimiento del individuo
http://osho-maestro.blogspot.com/