30 sept. 2012

La vida es solamente una semilla, el amor es una flor, la risa es la fragancia

"Estas son las tres claves de mi filosofía
vida, amor y risa. 
La vida es solamente una semilla, 
el amor es una flor, 
la risa es la fragancia. 
Sólo nacer no es suficiente, 
uno ha de aprender el arte de vivir; 
eso es el A de la meditación. 
Después uno ha de aprender el arte de amar; 
eso es la B de la meditación. 
Y entonces uno ha de aprender el arte de reír; 
eso es el C de la meditación. 
La meditación consta sólo de tres letras: 
A, B, C".

Osho, De la medicación a la meditación 
http://osho-maestro.blogspot.com/

29 sept. 2012

Si estoy decido a cambiar, puedo hacerlo

     "El sabio sólo quiere que tengas una percepción de las cosas para que tengas tu propia luz. Pero tú no quieres tener una percepción, quieres instrucciones claras y precisas. No quieres verte a ti mismo, quieres que te guíen. No quieres aceptar tu responsabilidad hacia ti mismo; quieres poner toda la responsabilidad en las espaldas del Maestro, en las espaldas del sabio. Entonces te sientes cómodo. Ahora él es el responsable; si algo va mal, él es el responsable. Y todo va a ir mal porque, a menos que aceptes tu responsabilidad, nada va a ir bien nunca.
     Nadie puede arreglarte excepto tú mismo.
     La persona auténticamente religiosa nace en el momento en el que tú aceptas la responsabilidad contigo mismo, en el momento que dices: "Sea lo que sea, ha sido mi elección, no del pasado, sino del presente. Es mi elección de este momento, y si quiero cambiarla soy absolutamente libre de hacerlo. Nadie me lo puede impedir, ninguna fuerza social, ningún estado, ninguna historia, ninguna economía, ningún inconsciente me lo puede impedir. Si estoy decido a cambiar, puedo hacerlo".

Osho, Autobiografía de un místico espiritualmente incorrecto

28 sept. 2012

Soy el ojo del huracán, por eso pase lo que pase a mi alrededor me da igual

"Soy el ojo del huracán, 
por eso pase lo que pase a mi alrededor me da igual. 
Podría ser la confusión 
o podría ser el sonido del agua corriendo; 
yo soy simplemente el testigo de ambos, 
y ese atestiguar sigue siendo el mismo. 
En lo que respecta a mi ser interno, 
soy el mismo en todas las situaciones. 
Ésta es toda mi enseñanza: 
las cosas podrían cambiar, 
pero tu consciencia debe permanecer absolutamente sin cambios.
Las cosas van a cambiar, 
ésa es su naturaleza. 
Un día tienes éxito, 
otro día fracasas; 
un día estás en la cima, 
al día siguiente estás en el fondo. 
Pero hay algo en ti que es siempre exactamente igual, 
y ese algo es tu realidad. 
Yo vivo en mi realidad,  
no en todos los sueños y pesadillas que rodean la realidad".

Osho, Autobiografía de un místico espiritualmente incorrecto

27 sept. 2012

Un hombre de meditación camina siempre como si estuviera caminando sobre un río helado en invierno: muy cuidadosamente, muy alerta

     "Si comienzas a batallar dentro de tus propios procesos mentales... entonces te meterás en un lío tremendo. Uno puede incluso volverse loco. Es así como la gente se vuelve loca: están rodeados de tantos pensamientos y están intentando con todas sus fuerzas salir de esa multitud y se meten más y más profundamente en la multitud, y entonces les sobreviene una crisis nerviosa, ¡naturalmente! .  Su sistema nervioso no puede soportar tanta presión y tanta tensión. Han abierto la Caja de Pandora...
     Si comienzas a batallar contra ellas entonces no hay manera; antes o después te cansarás, te trabarás, encontrarás que tu cordura patina. Pero si utilizas un método correcto, en vez de una crisis nerviosa tendrás una crisis curativa. El método correcto de vérselas con todo eso que sientes que te rodea es simplemente ser un testigo: no luchar, no juzgar, no condenar; sólo permanecer quieto y en silencio, puramente atestiguando lo que sea que haya.
     Eso es casi un milagro. No me he cruzado con ningún otro milagro tan grande como el milagro de la meditación, el milagro de atestiguar...
     En lugar de pelear con los pensamientos, de pelear contra las condiciones erróneas, conviértete en un puro testigo. Luchando no puedes ganar. Sin luchar, la victoria es tuya. La victoria pertenece solamente a quienes pueden atestiguar...
     Estate alerta, hay peligros a cada paso. Una persona que decide ser meditadora ha de ser muy cauta.
     Lao Tse afirma que un hombre de meditación camina siempre como si estuviera caminando sobre un río helado en invierno: muy cuidadosamente, muy alerta. A menos que seas muy cuidadoso y estés muy alerta te va a resultar muy difícil trascender el funcionamiento de una mente que tiene una antigüedad de millones de años".

Osho, De la medicación a la meditación 
http://osho-maestro.blogspot.com/

25 sept. 2012

La vida sólo puede surgir sin planes, moviéndote momento a momento hacia lo desconocido

     "Todo lo grande, todo lo bello, todo lo verdadero y real, es siempre espontáneo. No puedes planearlo. En el momento en que planeas algo, todo va mal. El momento en el que surge el planear, todo se vuelve irreal. 
     Pero esto es lo que ha sucedido a la Humanidad. Tu amor, tu sinceridad, tu verdad, todo,  se ha torcido porque lo has planeado, porque se te ha enseñado a no ser espontáneo.  Has sido enseñado a manipularte a ti mismo, a controlarte, a comportarte,  y a no ser un flujo natural. Te has convertido en algo rígido, congelado, muerto.
     La vida no conoce planes. En sí misma es suficiente.
     ¿Acaso los árboles planean cómo crecer, cómo madurar, cómo florecer?...
     Ser espontáneo, vivir como un todo... si quieres vivir como un todo, no puedes hacer planes. ¿Quién puedo hacerlos? No puedes decidir el mañana, sólo puedes vivir aquí y ahora... ¿Quién puede hacer planes? El futuro es desconocido, ¿cómo puedes planear lo desconocido?  Si haces planes sobre lo desconocido, esos planes nacerán del pasado. Eso significa que lo muerto controlará lo vivo. El pasado está muerto y el pasado sigue controlando al futuro; por eso estás tan aburrido...
     El futuro siempre es una aventura, pero no le permites que sea una aventura. Lo planeas. Una vez lo has planeado, tu vida transcurre por una ruta. No es un río.
     Cuando recorres una ruta, sabes a dónde vas, qué ocurre. Todo se convierte en una mera repetición. ¿Quién es el que hace los planes?  Si es la mente, la mente es siempre del pasado. La vida no puede planearse porque a través del planear te estás suicidando.
     La vida sólo puede surgir sin planes, moviéndote momento a momento hacia lo desconocido. Pero, ¿de qué tienes miedo? Estarás ahí para reaccionar; sea cual sea la situación estarás ahí para responder. ¿De qué tienes miedo? ¿Por qué haces planes?
     El miedo aparece porque no estás seguro de si vas a estar o no estar presente; eres así de inconsciente. Ésa es la duda, no estás alerta.
     Vas a tener una entrevista para un trabajo, de modo que te pones a planear en tu mente qué vas a contestar, cómo contestarás, cómo vas a entrar en la oficina, de qué forma esperarás de pie, cómo te sentarás. Pero, ¿por qué?  Vas a estar ahí, así que podrás dar una respuesta.
     Pero no confías en ti mismo, estás desatento, eres inconsciente; no te conoces... Si estás alerta, entonces no hay problema. Estarás presente, de forma que sea cual sea la situación, responderás a ella...
     A través del hacer planes, la vida se vuelve más y más inconsciente. Y cuanto más inconsciente eres, más necesitas de esos planes. Antes de morir, ya estás muerto.  Estar vivo significa reaccionar, ser sensitivo. Estar vivo quiere decir que surja lo que surja, yo estaré allí para responder y la respuesta saldrá de mí, no de mi memoria. No la prepararé...
     Un sabio vive momento a momento, sin planes. Su vida es libre como una nube flotando en el cielo, sin meta, sin dirección.  No tiene mapa alguno para el futuro; vive sin mapas, se mueve sin mapas, porque lo auténtico no es la meta; es la belleza del moverse.  Lo auténtico no es el llegar, lo auténtico es el viaje en sí. Recuerda, lo auténtico es el viaje, el mismo viajar. Es muy bello. ¿Por qué preocuparse entonces de la meta? Y si estás demasiado obsesionado con la meta, te perderás el viaje. Y el viaje en sí es vida; la meta sólo puede ser la muerte.
     El viaje es vida y es un viaje sin fin... Lo Total es el viaje, el camino, el camino eterno, sin comienzo y sin final. En realidad no hay meta; la meta ha sido creada por la mente astuta. ¿Hacia dónde se está moviendo toda la Existencia? ¿Hacia dónde?  No va a ninguna parte. Simplemente va y ese ir es hermoso; por eso la existencia no es una carga. No hay meta, no hay plan, ni propósito. No es un negocio; es un juego, es lila. El mismo moverse es la meta".

Osho, El bote vacío
http://osho-maestro.blogspot.com

22 sept. 2012

Cada momento es un principio, un medio y un final, porque la existencia es nueva a cada momento

"El final y el principio no están en ningún otro lugar. Ahora es el tiempo de la verdad, y aquí es el espacio de la verdad. En este mismo momento la verdad converge aquí...ahora.  Este mismo momento es el principio, el medio y el final. No necesitas ir al pasado para saber cuándo comienza la existencia; este mismo momento es el comienzo. No necesitas ir al futuro para saber cuándo acabará la existencia, está acabando en este mismo momento. Cada momento es un principio, un medio y un final, porque la existencia es nueva a cada momento. Cada momento está muriendo y renaciendo...
     Excepto el ser humano todo es fresco, porque sólo el ser humano lleva la carga, el equipaje de su memoria. Por eso el ser humano se vuelve sucio, desaseado, cargado, preocupado; de no ser así toda la existencia sería nueva y fresca. No carga con ningún pasado y no imagina ningún futuro. Está simplemente aquí, ¡totalmente aquí! Cuando cargas con el pasado, gran  parte de tu ser está interesada en el futuro, el cual no existe, no todavía. Estás extendido en una capa muy fina;  por eso tu vida no tiene intensidad.
     El tantra dice que para conocer la verdad sólo hace falta una cosa: intensidad, intensidad total. ¿Cómo crear esta intensidad total? Abandona el pasado y el futuro. Entonces toda tu energía estará enfocada en el pequeño aquí y ahora, y en ese enfoque eres fuego, eres un fuego vivo".

Osho, La experiencia tántrica
http://osho-maestro.blogspot.com/

     

21 sept. 2012

¡Sed espontáneos! Sencillamente, sed inocentemente simples

     "Millones de personas han olvidado cómo reír. En la Unión Soviética los psicólogos están preparando manuales para enseñar a reír a la gente en las escuelas, colegios, hospitales, porque han descubierto lo que os he estado diciendo continuamente: que el amor y la risa van juntos, y que la risa es una de las más grandes medicinas. Al mismo tiempo es también una gran meditación...
     Es una pobre humanidad esta que necesita adiestramiento para reírse. Será espantoso el día en que los pájaros digan: "Primero adiéstranos, luego cantaremos nuestras canciones". Y los pavos reales dirán: "No nos importan las nubes. Primero adiéstranos; entonces extenderemos nuestro plumaje". Pero los pavos reales danzan cuando las primeras nubes de tormenta comienzan a llegar; no necesitan de ningún adiestramiento para ello, de ningún adiestramiento escolar. No hay ningún adiestramiento para los pájaros, no hay ningún adiestramiento para las flores... ¿Por qué hay que adiestrar al hombre para todo? ¿Por qué no se le permite ser espontáneo?...
     La gente ha sido adiestrada...para todo: cómo caminar, cómo hablar, qué decir, cuándo decirlo.  Naturalmente, poco a poco se vuelven muy falsos: son sólo actores de teatro que van repitiendo diálogos.
     Estaba visitando un colegio de teología...en el que se adiestra a los misioneros que recorrerán todo el oriente para convertir a la gente al cristianismo... En una clase, no pude creer lo que veían mis ojos... El profesor estaba enseñando a los aproximadamente sesenta estudiantes... Mientras repetían una determinada afirmación sobre Jesús, les estaba diciendo qué tipo de gesto, qué tipo de expresión facial utilizar..., cuándo debían dar un fuerte golpe en la mesa y cuándo debían susurrar levemente que Dios es amor. "Y cuando describáis el paraíso, no lo describáis meramente en prosa. Que vuestro rostro sea radiante; que cada una de vuestras palabras sea pura miel, sólo poesía".
     Y en ese momento un estudiante preguntó: "¿Y cuando describamos el infierno, ¿qué se supone que debemos hacer?"
     El profesor dijo: "En lo que concierne al infierno...estará perfectamente bien si os comportáis tal como sois".
     ¡No hay adiestramiento para el infierno porque ya tenéis el aspecto de estar en el infierno!
     Yo le pregunté al rector: "¿Te das cuenta de este disparate? Estas personas no tienen ningún sentimiento y vosotros les estáis imponiendo que cuando digan algo es necesario que tengan una determinada expresión en la cara, en los ojos, en las manos".
     Nunca me han dado ningún adiestramiento, pero mis manos saben lo que hacer cuando es necesario. Las palabras saben cuándo detenerse y cuándo dejar que haya silencio. Los ojos brillan por sí mismos cuando uno está describiendo su propia experiencia. Entonces no hay esfuerzo...
     Todo lo que se necesita es decirle a las personas: ¡Sed espontáneos!  Cuando llegue la risa no la detengas. En este mundo todo se ha convertido en una impostura porque tú crees en la impostura.  Sé simple. Sé sencillamente tú mismo. No hay necesidad de actuar. Cualquier acción que venga espontáneamente, déjala que ocurra, disfruta de su espontaneidad.  Entonces verás algo bello, centrado, simple: algo auténtico; no una impostura, no algo "pseudo". Todo esto es muy simple.
     Una vez un granjero tenía en su granja un gallo que era una de las criaturas más perezosas que ha vivido nunca. En lugar de cantar cuando el sol se levantaba por las mañanas, que era lo que se suponía que debía hacer, meramente aguardaba hasta que algún otro gallo cantaba... y entonces él asentía con la cabeza.
     Pero si es espontáneo, entonces tiene su propia belleza. ¿Por qué preocuparse? Algún  otro lo hará. Yo estoy absolutamente de acuerdo con ese gallo; yo nunca he hecho nada en toda mi vida. Si sucede que algún otro lo hace...
     Para celebrar sus bodas de oro, Saul y Sylvia Shulman deciden repetir lo mismo que hicieron en su luna de miel. Van al mismo hotel y se alojan en la misma habitación. Sylvia se pone el mismo perfume y el mismo camisón. Exactamente igual a como hizo la primera noche de la luna de miel, Saul se va al cuarto de baño y Sylvia le oye reírse... exactamente como ocurrió cincuenta años atrás. Así que cuando regresa, Sylvia dice:
     - Cariño, es realmente hermoso, todo es igual. Puedo recordarlo como si hubiera sido ayer. Hace cincuenta años te fuiste al cuarto de baño y te reíste de la misma manera. En ese entonces no me atreví a preguntarte, pero ahora, dime: ¿por qué te reíste?
     - Bueno, es por lo siguiente, cariño -dice Saul-. Esa noche, hace cincuenta años, cuando fui a hacer pis mojé el techo. ¡Y esta noche me he mojado los pies!
     Sencillamente, sed inocentemente simples. Este hombre debe de haber sido un hombre espontáneo. Dijo la verdad: no hay nada que ocultar al respecto. Pero la mayoría de vosotros no habéis osado decir la verdad. La verdad es muy simple; no necesita de adiestramiento, de ninguna preparación, no hace falta hacer deberes escolares. Sois quienes sois. Aceptadlo y, simplemente, exponedlo al mundo".

Osho, De la medicación a la meditación 
http://osho-maestro.blogspot.com/

La ciencia y la tecnología no pueden darte la felicidad

     "La pobreza física  --de alimento, ropa y hogar--  puede remediarse fácilmente con ayuda de la ciencia y la tecnología,  pero la ciencia y la tecnología no pueden darte la felicidad, eso está fuera de su alcance.  Podrás tener todo lo que el mundo te pueda ofrecer, pero si no tienes paz, serenidad, silencio, éxtasis, seguirás siendo pobre.  De hecho, sentirás más que nunca tu pobreza porque el contraste estará ahí.  Tal vez vivas en un palacio dorado, pero sabes que eres un mendigo.  El palacio dorado será un contraste: ahora puedes ver que dentro de ti no hay nada, que simplemente estás vacío.
     Por eso, a medida que la humanidad se vuelve más inteligente, más madura, más gente empieza a sentir que la vida no tiene sentido, más gente empieza a sentir que la vida es accidental, que es fútil seguir viviendo.
     Las últimas conclusiones de la filosofía occidental indican que quizá el suicidio sea la única solución.  Obviamente, si tienes a tu alcance todo lo externo que el mundo te puede ofrecer pero no conoces tu mundo interior, el suicidio te parecerá la única solución.
     La meditación puede enriquecerte interiormente. Entonces el suicidio está fuera de lugar; aun cuando quieras destruirte, no hay forma. Tu ser es indestructible. Y conocer esta inmortalidad te da una gran libertad: de la muerte, de la enfermedad, de la vejez. Todo ello vendrá y pasará, pero tú permanecerás intacto... Tu salud interior está más allá de toda enfermedad.
     Y está ahí, aguardando tan sólo a ser descubierta".

Osho, De la medicación a la meditación 
http://osho-maestro.blogspot.com/

19 sept. 2012

Lo fundamental que tienes que entender es que tú no eres la mente: ni la brillante ni la oscura

Amado Osho:
A veces, cuando surgen los lados oscuros de mi mente, me dan mucho miedo. Me cuesta mucho aceptar que simplemente son el polo opuesto de los luminosos. Me siento sucio y culpable, y no me siento digno de sentarme contigo en Tu inmaculada presencia.
Quiero enfrentar todas las facetas de mi mente y aceptarlas porque suelo oírte decir que la aceptación es la condición para trascender la mente.
¿Puedes, por favor, hablar de la aceptación?
     
     Lo fundamental que tienes que entender es que tú no eres la mente: ni la brillante ni la oscura. Si te identificas con la parte hermosa, entonces es imposible desidentificarte de la parte desagradable; son las dos caras de la misma moneda. Puedes quedarte con todo o puedes deshacerte de ello, pero no puedes dividirlo.
     Y toda la ansiedad del ser humano surge porque quiere elegir lo que parece hermoso y brillante; quiere elegir todos los rebordes dorados y dejar atrás la nube oscura. Pero no sabe que los rebordes dorados no pueden existir sin la nube oscura. La nube oscura es el trasfondo, absolutamente necesario para que surjan los rebordes dorados.
     Elegir es ansiedad.
     Elegir es crearte problemas.
     Permanecer sin elección significa que la mente está allí y tiene un lado oscuro y otro lado luminoso; ¿y qué? ¿Qué tiene eso que ver contigo? ¿Por qué preocuparte por ello?
     En el momento en  que no eliges, toda preocupación desaparece. Surge una gran aceptación, y así es como tiene que estar la mente, esa es la naturaleza de la mente; y no es tu problema, porque tú no eres la mente...
     Estás separado, totalmente separado.
     Sólo eres un testigo y nada más.
     Pero estás siendo un observador que se identifica con cualquier cosa que le resulta agradable y se olvida de que lo desagradable vendrá detrás como una sombra...
     Pero tú eres el que ha provocado todos los problemas. Cayendo de la posición del testigo, te identificas... Ésta es la caída real: la caída de ser un testigo a identificarse con algo y perder la observación.
     Inténtalo de vez en cuando: deja que la mente sea lo que es. Recuerda que no eres ella. Y te vas a llevar una gran sorpresa. A medida que te identificas menos, la mente empieza a perder poder, porque su poder procede de tu identificación; te chupa la sangre. Pero cuando comienzas a sentirte alejado y desvinculado, la mente empieza a disminuir.
     El día que dejas completamente de identificarte con la mente, incluso por un momento, hay una revelación: la mente simplemente muere; ya no está allí. Antes estaba tan llena, era tan continua --día tras día, dormido, despierto, siempre estaba allí--  y de repente ya no está. Miras a tu alrededor y encuentras un vacío, una nada...
     La mente sólo es una procesión de pensamientos que pasan ante ti en la pantalla cerebral. Eres un observador. Pero empiezas a identificarte con las cosas hermosas: son los sobornos. Y una vez que te identificas con las cosas hermosas también estás atrapado en las cosas desagradables, porque la mente no puede existir sin dualidad.
     La conciencia no puede existir con dualidad, y la mente no puede existir sin dualidad.
     La conciencia es no dual y la mente es dual.
     Así, pues, simplemente observa. No te estoy dando cualquier solución, te estoy dando la solución.
     Simplemente retírate un poco hacia atrás y observa.
     Crea una distancia entre tú y tu mente.
     Sea algo bueno, hermoso, delicioso, algo de lo que te gustaría disfrutar más de cerca, o sea algo feo, quédate tan lejos como puedas.  Míralo de la misma forma que miras una película...
     Puedes identificarte con cualquier cosa. La gente se identifica con otras personas, y eso les crea dolor y miseria. Se identifican con cosas, y después se sienten miserables si esas cosas les faltan.
     La identificación es la causa raíz de tu miseria.
     Y cada identificación es una identificación con la mente.
     Quédate a un lado, deja pasar la mente".

Osho, Más allá de la psicología
http://osho-maestro.blogspot.com/

La ciencia médica permanecerá incompleta sin la meditación

     "Aunque la enfermedad comience en el exterior, sus vibraciones resuenan en el camino al alma.
     Supongamos que tiro una piedra en un lago en calma: la perturbación ocurre en el lugar donde la piedra choca con el agua, pero las ondas que provoca llegan hasta las orillas del lago donde la piedra no ha chocado.  De una forma similar, sea lo que sea que le ocurra a nuestro cuerpo, sus ondas alcanzan el alma.  Y si la medicina clínica trata solamente el cuerpo, ¿qué sucederá entonces con esas ondas que han llegado hasta las orillas más lejanas?...
     Una vez que el hombre enferma, las vibraciones de la enfermedad penetran el alma y por eso a veces la enfermedad persiste incluso después de que el cuerpo haya sido tratado y sanado. Esta persistencia de la enfermedad se debe a las reverberaciones de las vibraciones en el camino al ser interior, para las cuales la medicina todavía no tiene remedios. Por eso la ciencia médica permanecerá incompleta sin la meditación.  Tal vez curemos la enfermedad, pero no curaremos al paciente. Por supuesto, al médico le conviene que el paciente no se cure, que solamente se cure la enfermedad; de esta forma el paciente siempre tiene que regresar".

Osho, De la medicación a la meditación 
http://osho-maestro.blogspot.com/

17 sept. 2012

No te dejes influir por nadie. No te dejes impresionar por nadie. Mira, observa, permanece atento, y elige. Pero recuerda que es tu responsabilidad

     "Influir significa interferir, invadir, llevarte por un camino que no es el tuyo, obligarte a hacer cosas que nunca te habías planteado hacer.
     Influir en alguien es uno de los actos más violentos que hay. Nunca he querido influir en nadie. Si alguien ha visto alguna verdad en lo que yo decía o era, es otra cosa, pero nunca he pretendido influir en nadie. Si, a mi pesar, has sido capaz de ver algo, toda la responsabilidad es tuya...
     Cuando influyes en alguien evidentemente te conviertes en su pastor y esa persona en tu oveja. Pero si reduces a las personas a ovejas, les estás arrebatando su humanidad. En nombre de su salvación los estás destruyendo.
     No te dejes influir por nadie. No te dejes impresionar por nadie. Mira, observa, permanece atento, y elige. Pero recuerda que es tu responsabilidad. No digas: "Señor, te he obedecido, ahora sálvame". No vayas detrás de nadie, así no te perderás".

Osho, La magia de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/
       

16 sept. 2012

Mira fuera: ¡qué hermosa creación! Mira dentro: ¡qué Dios más hermoso!

"Es bueno fijarse en el exterior 
porque el exterior es la creación de Dios; 
es bueno mirar hacia dentro 
porque dentro está sentado el Creador. 
Las dos cosas son buenas.   
Los ojos han de parpadear; 
no han de permanecer abiertos para siempre, 
ni estar cerrados para siempre. 
Han de parpadear: 
abrir y cerrarse, 
abrir y cerrarse. 
Éste es el ritmo: 
dentro, fuera, 
dentro, fuera.
Mira fuera: ¡qué hermosa creación! 
Mira dentro: ¡qué Dios más hermoso!  
Y lentamente 
te darás cuenta de que interior y exterior se encuentran 
y funden en uno solo".

Osho, Tao Los tres tesoros, Vol. II
http://osho-maestro.blogspot.com/

11 sept. 2012

Mi empeño es crear el ser humano completo

     "La vida pertenece a los flexibles, a los que pueden ir de la extroversión a la introversión y de la introversión a la extroversión tan fácilmente como sales y entras de tu casa.  Cuando hace demasiado frío dentro, sales al sol; cuando empieza a hacer demasiado calor, entras al cobijo, al frescor de la casa, y no hay problema. Es así de simple...
     Mi empeño es crear el ser humano completo, que será capaz de ser científico y espiritual a la vez.
     Un gran perro sarnoso amenazaba a una gata y sus gatitos. Los había acorralado en la esquina de un granero cuando, de pronto, la gata se irguió sobre sus patas traseras y empezó a ladrar y a gruñir con fuerza. Alarmado y confuso, el perro se dio la vuelta y salió corriendo del granero, con la cola entre las patas.
     Volviéndose hacia sus gatitos, la gata madre levantó una pata y les dijo:
     - ¿Veis ahora la ventaja de ser bilingüe?
     Yo quiero que los seres humanos sean bilingües. Deberían conocer la ciencia tanto, tan profundamente, como deberían conocer la meditación. Deberían conocer la mente tanto como deberían conocer la meditación. Deberían conocer el lenguaje del mundo objetivo --eso es la ciencia--  y también deberían conocer el lenguaje del mundo subjetivo --eso es la espiritualidad.
     Sólo una persona que es capaz de tender un puente entre lo objetivo y lo subjetivo, una persona que es capaz de tender un puente entre Oriente y Occidente, una persona que es capaz de tender un puente entre materialismo y espiritualismo, puede ser una persona completa. El mundo está esperando al ser humano completo."

Osho, Inteligencia. La respuesta creativa al ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/      

10 sept. 2012

Todo lo que hace un hombre dormido está mal

     "El hombre está dormido, y cuando un hombre está dormido la cuestión no es saber qué debería hacer y qué no. La cuestión es que hay que despertarlo, tiene que despertar.
     Y recuerda que despertar no es una cuestión de hacer el bien y evitar el mal, de cometer un pecado o una acción virtuosa.
     El sueño del hombre no es un sueño corriente. Camina, habla, hace cosas, pero todo lo hace dormido. Por eso, cuando digo que el hombre está dormido, me refiero a estar dormido metafísicamente, espiritualmente. No se conoce ni sabe nada de sí mismo.
     Su centro más profundo está a oscuras, pero a nadie le ha interesado que esté despierto, ni a la sociedad, ni a las religiones, ni a sus padres, ni a las culturas, ni a las civilizaciones. Lo único que les interesa es que haga cosas que a ellos les resulten cómodas, adecuadas.
     Te recompensan, te hacen respetable y te animan a ser más ambicioso: si sigues haciendo lo correcto, serás recompensado generosamente en la otra vida, pero si haces lo incorrecto, recibirás un enorme castigo...
     A mí no me interesa en absoluto lo que hagas, porque una persona que está dormida, haga lo que haga, lo hará mal.
     Voy a repetirlo: todo lo que hace un hombre dormido está mal. Puede hacer buenos actos: ser caritativo con los pobres, abrir hospitales, colegios, universidades; educar a la gente, hacer donaciones para todas las causas, ayudar en todas las catástrofes naturales, pero insisto en que todo lo que haga estará mal, porque está dormido. No puede hacer el bien. Nunca ha sido posible hacer el bien si estás dormido...
     Tú me preguntas qué quiero que haga el hombre.  Lo primero es que reconozca que está dormido, porque mientras no lo haga y no se dé cuenta de que está dormido, no hay ninguna posibilidad de despertarlo. ¿Acaso puedes despertar a alguien que cree que está despierto?  ¡Te dará una bofetada!  "¡Déjate de tonterías, estoy despierto! ¿Qué estás haciendo?".  Primero tienes que reconocerlo, tiene que haber un reconocimiento.
     Siempre me ha gustado esta historia:
     Una noche de luna llena unos amigos se emborracharon. Era una noche tan hermosa que querían disfrutar de ella, bebieron tanto como pudieron y se fueron al precioso río. Los barqueros ya no estaban y habían dejado sus barcos atados en la orilla. En mitad de la noche, la luna llena brillaba sobre sus cabezas; parecía que estaban en un lugar salido de un cuento de hadas.
     Al ver los barcos, los amigos dijeron: "Estaría bien irnos en barco por el río. ¡Mira! La luna se refleja en el agua y cuando un animal o un pato vuela por encima de ella o se zambulle, el agua se pone de color plateado, y la luna se extiende por todo el río".
     Sólo estaban un poco despiertos, como acostumbra a estar el ser humano; en un noventa y nueve por ciento estaban borrachos. Se subieron al barco, sujetaron los remos y empezaron a surcar el río. Los que estaban sentados mirándoles, les dijeron: "Id más de prisa, es precioso. No vayáis tan despacio, id tomando velocidad".  Los remeros, que cada vez hacían más esfuerzo, empezaban a sudar.
     A medida que se acercaba el amanecer, se levantó un viento frío que hizo que se les despejara la cabeza.
     - Debemos de habernos alejado varios kilómetros de donde estábamos -dijo uno de ellos-.  Alguien debería bajarse para ver dónde estamos, para que podamos volver a casa. Pronto saldrá el sol y tendremos que regresar o el barquero al que le hemos cogido el barco sin preguntar empezará a protestar.
     Uno de los hombres se bajó y empezó a reírse sin parar.
     - ¿De qué te ríes?- le preguntaron.
     - Bajaos, y vosotros también os reiréis -contestó.
     Se bajaron y todos empezaron a reír porque  ¡habían olvidado desatar el barco!  Habían estado remando toda la noche tratando de ir más rápido sin moverse del sitio. Ni un centímetro. El barco estaba atado a la orilla, con un candado.
     Esta historia nos dice cómo es el ser humano".

Osho, La magia de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/
    

8 sept. 2012

Si amas a una mujer y le pides fidelidad absoluta, te volverás loco y ella se volverá loca

     "Todo niño nace inteligente, pero desde el momento del nacimiento nos abalanzamos sobre él y empezamos a destruir su inteligencia, porque la inteligencia es peligrosa para la estructura política, para la estructura social, para la estructura religiosa... La inteligencia es naturalmente rebelde.  A la inteligencia no se la puede forzar a ninguna subordinación. La inteligencia es muy categórica, individual. A la inteligencia no se la puede forzar a ninguna imitación mecánica.
     Hay que convertir a la gente en réplicas exactas; hay que destruir su originalidad; de lo contrario, todas las tonterías que se han hecho en la Tierra serían imposibles. Necesitas un líder, porque primero han hecho que dejes de ser inteligente; de lo contrario, no habría necesidad de ningún líder. ¿Por qué ibas a seguir a nadie?  Seguirías a tu inteligencia.  Si alguien quiere convertirse en líder, entonces hay que hacer una cosa: hay que destruir tu inteligencia de alguna manera. Hay que sacudirte desde tus mismas raíces, hay que asustarte. Hay que hacer que pierdas la confianza en ti mismo: eso es indispensable; sólo entonces puede hacer su entrada el líder.
     Si eres inteligente, resolverás tus problemas tú mismo. La inteligencia es suficiente para resolver todos los problemas. De hecho, no importa qué problemas surjan en la vida: tú tienes más inteligencia que esos problemas. Es una provisión, un regalo de la naturaleza. Pero hay personas ambiciosas que quieren mandar, dominar; hay locos ambiciosos: ellos crean miedo en ti. El miedo es como la herrumbre: destruye toda inteligencia. Si se quiere destruir la inteligencia de alguien, lo primero que se necesita es crear miedo: crear un infierno y hacer que la gente se asuste...
     Los miedos hay que crearlos, la avaricia hay que crearla. La inteligencia no es avariciosa. Te sorprenderá saber que un hombre inteligente nunca es avaricioso. La avaricia forma parte de la falta de inteligencia. Acumulas para mañana porque no tienes confianza en que mañana serás capaz de afrontar la vida; de lo contrario, ¿para qué acumular?  Te vuelves tacaño, te vuelves avaricioso, porque no sabes si mañana tu inteligencia será capaz de hacer frente a la vida o no.  ¿Quién sabe?  No tienes confianza en tu inteligencia, así que acumulas, te vuelves avaro. Una persona inteligente no tiene miedo, no es avariciosa.
     La avaricia y el miedo van juntos; por eso, el cielo y el infierno van juntos. El infierno es el miedo, el cielo es la avaricia. Crea miedo en la gente y crea avaricia en la gente: hazlos tan avariciosos como sea posible. Hazlos tan avariciosos que la vida no pueda satisfacerlos; entonces acudirán al sacerdote y al líder. Empezarán a fantasear acerca de alguna vida futura en la que sus deseos tontos y sus fantasías estúpidas se cumplirán. Obsérvalo: pedir lo imposible es estar falto de inteligencia.
     Una persona inteligente está satisfecha con lo posible. Se esfuerza por lo probable; nunca se esfuerza por lo imposible y lo improbable. Contempla la vida y sus limitaciones. No es perfeccionista. Un perfeccionista es un neurótico. Si eres perfeccionista te volverás neurótico.
     Por ejemplo, si amas a una mujer y le pides fidelidad absoluta, te volverás loco y ella se volverá loca. Eso es imposible. Fidelidad absoluta significa que ella ni siquiera pensará, ni siquiera soñará con otro hombre: esto no es posible. ¿Quién eres tú? ¿Por qué se ha enamorado de ti? Porque eres un hombre. Si puede enamorarse de ti, ¿por qué no va a pensar en otros?  Esa posibilidad permanece abierta...
     Pero si pides fidelidad absoluta habrá conflicto y siempre desconfiarás. Serás siempre desconfiado porque también conoces tu mente: tú piensas en otras mujeres, de modo que ¿cómo vas a confiar en que tu mujer no esté pensando en otros hombres?... Entonces surge la desconfianza, el conflicto, la agonía. El amor que era posible se ha vuelto imposible debido a un deseo imposible.
     La gente pide lo que no se puede hacer. Quieres seguridad para el futuro, lo que no es posible. Quieres seguridad absoluta para mañana: no puede garantizarse; no está en la naturaleza de la vida. Una persona inteligente sabe que eso no está en la naturaleza de la vida."

Osho, Inteligencia. La respuesta creativa al ahora
http://osho-maestro.blogspot.com/

La meditación

"La meditación equivale 
a la observación, 
la atención, 
el estar alerta".

Osho, La magia de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/
  

6 sept. 2012

Para desobedecer hay que ser muy inteligente

     "He dicho que la desobediencia es una cualidad religiosa, pero hay que ser muy inteligente para ser desobediente. Obedecer es algo que puede hacer cualquier idiota. Basta con decir: "Sí, señor".  Pero desobedecer no es simplemente decir "no"; eso también podría hacerlo fácilmente un idiota.
     Para desobedecer hay que ser muy inteligente, porque estás decidiendo tu vida, tu futuro, tu destino.
     He dicho que desobedezcas todo lo que te ha sido impuesto y va en tu contra, contra tu voluntad, contra tu inteligencia contra tu razón, contra tu ser. Arriésgalo todo y desobedece, porque, en realidad, cuando desobedeces estás obedeciendo a tu propio ser interno.  Al desobedecer, estás obedeciendo a la existencia.
     En otras palabras, cuando desobedeces, estás desobedeciendo a la personalidad y obedeciendo a la individualidad...
     Todas las religiones han predicado la obediencia; por eso, para que lo vieras claramente, tuve que hacer énfasis en la desobediencia, en la rebeldía.
     Eso no significa que esté en contra de la obediencia. Pero el tipo de obediencia que propugno es un fenómeno muy distinto. No es una imposición, sino el florecimiento de tu ser. Es tu inteligencia, tu madurez, tu estar centrado, tu vitalidad, tu respuesta.  La fuente eres tú, no es Moisés, ni Mahoma, ni Jesús, ni yo, sino tú, sólo tú.
     Pero ¿sabes quién eres?  Sabes que eres judío, pero no lo eres. Sabes que eres católico, pero no lo eres.  Sabes que eres hinduista, pero no lo eres.  Sólo son imposiciones.
     La gente ha estado dibujando encima de ti como si fueses un lienzo.   Te pintan en consonancia con su idea. Quieren convertirse en tus ideales, quieren reducirte a un simple imitador...
     La imitación es complicada: intentas ser alguien que no te corresponde, no es tu destino. Estás yendo contra la naturaleza de tu ser, estás nadando contra la corriente.  Sí;  imitar es muy difícil, pero no tan difícil como intentar volver a tu ser natural...
     Por eso, cuando te digo que desobedezcas, te estoy diciendo que desobedezcas todo lo que no provenga de tu propio ser.
     Obedece a tu naturaleza".

Osho, La magia de ser tú mismo
http://osho-maestro.blogspot.com/
  

1 sept. 2012

Hay que hacer cada cosa en su momento. Mientras seas joven, no tengas miedo del amor, ni tengas miedo del sexo

"Cada cosa tiene su momento. Hay que hacer cada cosa en su momento. Mientras seas joven, no tengas miedo del amor, ni tengas miedo del sexo. Si tienes miedo cuando eres joven, cuando seas mayor estarás obsesionado y entonces será difícil que profundices en el amor, y la mente seguirá estando obsesionada.
     He llegado a la conclusión de que si esas personas han vivido de forma correcta, de forma natural, amando, a los cuarenta y dos años, más o menos, empezarán a superar el sexo. Si no han vivido de forma natural y han estado luchando contra el sexo, los cuarenta y dos años será el momento más peligroso, porque cuando tengan esa edad sus energías estarán disminuyendo. Cuando eres joven puedes reprimirlo todo porque tienes mucha energía. ¡Observa qué paradójico!  La persona joven puede reprimir la sexualidad muy fácilmente porque tiene energía para reprimirla. Puede aplastarla y sentarse encima de ella. Pero cuando las energías estén disminuyendo, esa sexualidad reprimida se afirmará y no serás capaz de controlarla.
     Una vez oí la siguiente anécdota:
     Un señor de sesenta y cinco años fue a la consulta de su hijo médico y le pidió que aumentara su potencial sexual. El hijo le puso una inyección y se negó a cobrársela. Sin embargo, el padre insistió en darle diez euros. Después de una semana, el padre volvió para que le pusiera otra inyección, pero esta vez le dio al hijo veinte euros.
     El hijo le dijo:
     - Pero papá, las inyecciones sólo valen diez euros.
     El padre contestó:
     - ¡Cógelo! El resto es de parte de mamá.
     Seguirá ocurriendo eso. Así que antes de que te ocurra a ti, por favor, acaba con ello. No esperes a ser mayor, porque entonces todo se vuelve horrible. Todo se pasa de estación".

Osho, Aprender a amar. Enamorarse conscientemente y relacionarse sin miedos
http://osho-maestro.blogspot.com/