27 ago. 2013

Es la mente la que vacila entre "ser o no ser". Pero la naturaleza de la mente es así. Es incapaz de tomar decisiones, siempre está dando vueltas y vueltas

Pregunta:
¿Por qué cada vez que tengo que hacer algo me cuesta tanto decidirme? Por ejemplo, ahora no sé si quiero irme o si quiero quedarme aquí más tiempo. Parece como si no fuera capaz de resolver este tipo de cuestiones.

Respuesta de Osho:
     "Le estás preguntando a la persona equivocada porque yo no experimento esto. O bien lo hago, o bien no lo hago, pero no vacilo. Es la mente la que vacila entre "ser o no ser". Pero la naturaleza de la mente es así. Es incapaz de tomar decisiones, siempre está dando vueltas y vueltas...
     Si has conseguido meditar profundamente, verás que no es necesario. La meditación te da una claridad...inquebrantable, decidida. No sabe nada de alternativas, simplemente hace lo que todo su ser dice que haga, no está dividida. Pero la mente sí.
     ...una mente dividida hace que te arrepientas de todo lo que llevas a cabo. Si te quedas aquí, no dejarás de pensar: "Tendría que haberme ido". Si te vas, entonces mirarás hacia atrás y dirás: "¿Qué tontería he hecho? Tendría que haberme quedado".
     Me ponéis en un verdadero aprieto haciéndome preguntas de este tipo. Yo no puedo decidir si tienes que irte o quedarte. Sólo tú, en la esfera de la mente dividida, puedes sopesar los pros y los contras. ¿Por qué quieres irte? ¿Qué te empuja a marcharte? ¿Por qué quieres quedarte? ¿Qué te impide marcharte ahora?
     Míralo con imparcialidad, como si no fuese tu problema sino el de otra persona. Tienes que llegar a una conclusión, y debes decidir qué pesa más. No será seguro un ciento por ciento, pero al menos el setenta y cinco por ciento sí. Si quieres tener una seguridad del ciento por ciento, entonces el asunto no es esta pregunta ni ninguna otra.
     Medita, y la mente dividida desaparecerá. El meditador simplemente sigue, hace las cosas. No se arrepiente, no se lamenta; en ningún momento piensa que debería haber hecho algo mejor. Lo hace con totalidad, no hay nada mejor. Esta experiencia, cuando haces las cosas con totalidad,  produce una enorme transformación.
     Si puedes estar aquí con totalidad, quédate y olvídate de ir a ninguna parte. Si quieres irte, hazlo con totalidad y olvídate de mí y de este lugar. Pero debes hacer las cosas con la totalidad de tu ser, de lo contrario siempre te sentirás culpable de no haber hecho lo correcto, de haber perdido el tren innecesariamente...
     Yo te sugiero que medites un poco más para que todo este conflicto desaparezca. Y, llegues a la conclusión que llegues, te doy mi bendición tanto si te quedas como si te vas a otro sitio. No importa. Lo realmente importante es tu claridad y que a través de esa claridad tomes una decisión o llegues a una conclusión".

Osho, Cierra los ojos y lánzate. Escucha el sonido de tu verdad
http://osho-maestro.blogspot.com