26 ago. 2013

Si realmente quieres tener un mundo interior rico, debes aprender el arte de dar

     "Mientras tengas tiempo, da, da tanto como puedas. ¡Canta, cuenta un chiste, baila! Da todo lo que puedas dar. No te cuesta nada y te aportará cada vez más felicidad.
     La existencia te lo devuelve con creces. Todo lo que das a la existencia, ésta te lo devuelve multiplicado por mil; lo recibes de vuelta. Si das una flor, recibirás miles de flores. No te aferres a nada. Si realmente quieres ser rico, si realmente quieres tener un mundo interior rico, debes aprender el arte de dar...
     Da por el placer de dar. Comparte por el placer de compartir. No pidas nada a cambio o será un intercambio, y el amor no es un intercambio. Por ello, no debes preocuparte de recibir nada a cambio porque el simple hecho de dar es una dicha en sí mismo. ¿Acaso importa recibir algo a cambio? Debes estar agradecido a la persona por aceptar lo que le entregas. No pienses que debe agradecértelo. Eso es un error, un error absoluto. Es seguir aferrándose a una mente mísera.
     Puedes ser tan grande como toda la existencia, pero sólo es posible si empiezas a dar. Y no se trata de lo que des, puede ser una simple sonrisa o un gesto cariñoso, eso es suficiente. No te cuesta nada ser cariñoso, amable, y te reportará numerosos beneficios; dentro de tu ser empezarán a nacer muchas flores".

Osho, Ven otra vez, ven. Celebrando la alegría de la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/