28 dic. 2014

En la actual encrucijada del tiempo necesitamos millones de seres transformados que puedan llenar todo el mundo de dicha, de rosas de consciencia.

          "Si este mundo necesita algo, es una experiencia de la nada; no una experiencia de Dios, no una experiencia de Jesucristo, no una experiencia de Gautama Buda. Sólo se necesita una experiencia: pura, impoluta, que ni siquiera esté contaminada por la presencia de alguien más. Una pura presencia de tu propio ser.
          Para mí, eso es la liberación. Para mí, eso es el supremo florecimiento de tu ser. Tus ojos lo mostrarán, tus manos lo indicarán, tu danza se convertirá en parte del rebosar. Serás un ser humano transformado.
          Y en la actual encrucijada del tiempo necesitamos millones de seres transformados que puedan llenar todo el mundo de dicha, de rosas de consciencia, de la luz de la consciencia, de la música del alma. Porque eso es lo único que puede impedir que los estúpidos políticos destruyan este mundo.
          Quizá no te hayas dado cuenta: la destrucción también da cierto poder. Al igual que la creación produce un enorme bienestar, una dignidad... todos aquellos que no pueden ser creativos se vuelven destructivos en nombre de la política, en nombre de la religión, en nombre de la educación...
          Sólo un hombre de silencio interior puede convertirse en un creador. Y necesitamos más y más personas creativas en el mundo. Su creatividad, su silencio, su amor, su paz serán los únicos instrumentos que puedan proteger este hermoso planeta".

Osho, Creer en lo imposible antes del desayuno. La experiencia de la auténtica realidad
http://osho-maestro.blogspot.com/