29 dic. 2014

¿Por qué el ser humano intenta ser extraordinario?

"El rosal, el pino y el ciervo son comunes. ¿Por qué el ser humano intenta ser extraordinario? Parece estar enfermo. Todos los seres vivos viven en total normalidad y es tan placentero como una bendición, pero el ser humano está enfermo. No puede aceptarse como es. Quiere ser alguien grande, como Alejandro Magno...nada menos.
          Pero olvida qué consiguió Alejandro. Sólo vivió treinta y tres años, pasó la vida luchando, invadiendo, asesinando. No tuvo oportunidad ni tiempo de vivir...
          Si quieres vivir con autenticidad y sinceridad, sé común. Así nadie competirá contigo. Estás fuera de la competencia, que es destructiva.
          De pronto eres libre para vivir. Tienes tiempo para hacer lo que quieras. Puedes reír, cantar, bailar. Eres una persona común. Incluso si el mundo entero se ríe de ello, ¿qué importa? Todos son personas extraordinarias, tienen derecho a reír. Tú a bailar. Su risa es falsa; tu baile es real...
          Tu ego podría ser una pompa de jabón... Es mejor no tener ningún apego a las pompas de jabón. Puedes jugar con ellas mientras estás en tu bañera, reventándolas y diciéndote a ti mismo: "Este es mi ego que yo mismo destruyo". Así, cuando salgas de la bañera, serás una persona común, fresca, humilde y limpia.
          El deseo de regir sobre otros, la voluntad de poder, es uno de los más grandes crímenes que ha cometido el hombre. Debes ser consciente de ello. Por eso insisto en ser común. Y es maravilloso, lo digo por experiencia...
          Puedo decirte por experiencia que ser un humano común es el éxtasis máximo. Te funde con la existencia. No hay obstáculo. Te funde con las estrellas, el cielo, la tierra. No estarás separado. Es el ego lo que te separaba. Y este sentimiento de unidad con la existencia para mí es la religiosidad".

OSHO, El libro de la comprensión. Trazando tu propio camino hacia la libertad
http://osho-maestro.blogspot.com/