5 ene. 2017

La felicidad no necesita explicación.

“Si tú eres feliz, eres feliz; nadie te pregunta por qué eres feliz. Sí, si tú eres desdichado, la pregunta es pertinente. Si tú eres desdichado, alguien te puede preguntar por qué eres desdichado, y la pregunta es adecuada, porque la infelicidad está en contra de la naturaleza, está sucediendo algo equivocado. Cuando eres feliz, nadie te pregunta por qué eres feliz, excepto algún neurótico. Este tipo de gente existe; no puedo negar la posibilidad.

He oído acerca de un paciente; el psiquiatra estaba aburrido de él. Por supuesto, estaba ganando dinero, pero se estaba aburriendo más y más; tres, cuatro, cinco años de psicoanálisis y este hombre volvía a repetir lo mismo una y otra vez. El psiquiatra dijo: ´Haga una cosa: vaya a las montañas por unos días. Eso le ayudará mucho’.

Así que el paciente partió para las montañas, y ¿sabes lo que te digo? Al día siguiente llegó un telegrama para el psiquiatra. El paciente decía en el telegrama: ´Me siento muy feliz, ¿por qué?´.

Me siento muy feliz, ¿por qué? Se necesita una explicación. No, la felicidad no necesita explicación, la felicidad es ella misma su propia explicación. Dios está creando porque ese es el único modo por el cual él puede ser feliz, es la única manera en la que él ama, es la única manera en la que él canta, es el único modo en el que él puede existir en absoluto. La creación es su naturaleza más íntima, no se necesita un por qué".

Osho, The Path of Love