30 jun. 2018

La senda de la religión no es un lecho de rosas, pero quien tiene la capacidad de tolerar las espinas, al final se vuelve heredero de las flores de la eternidad.

"Los miembros de la familia sin duda intentarán interponerse en tu camino.
La gente con ataduras no soporta ver que alguien se libre de ellas.
Pero nunca  te enojes con ellos;
más bien, tenles compasión siempre.
Sólo merecen compasión.
Si te llaman tonto, disfrútalo.
No lo tomes en serio.
Toma todas sus acciones como un juego.
Sigue sin miedo lo que sientes que es correcto y verdadero.
La senda de la religión no es un lecho de rosas,
pero quien tiene la capacidad de tolerar las espinas,
al final se vuelve heredero de las flores de la eternidad".

Osho, Cartas de amor a la vida
http://osho-maestro.blogspot.com/