14 nov. 2007

Ayer terminó ayer

"El mayor secreto de la vida es aprender a morir, aprender a aceptar la muerte. Dejad que muera el pasado todos los días. Muramos todos los días. No estamos dejando que muera el pasado de ayer. El hombre de setenta años mantiene vivos los recuerdos felices de su infancia. Su infancia no ha muerto todavía. El hombre todavía conserva el deseo de regresar a su infancia... En realidad, nuestro ayer no muere nunca. Nunca acopiamos el valor de morir; nunca dejamos que muera nada y, en consecuencia, todo se amontona. No dejamos lo muerto por muerto; por el contrario, lo acumulamos como una carga pesada, y entonces resulta imposible vivir bajo su peso. Así pues, una de las claves del arte de morir es ésta: dejad lo muerto por muerto...

Mantened también presente esta clave: si queréis aprender el arte de morir, dejad lo muerto por muerto. Ni siquiera hace falta que lo conservéis en vuestra memoria. Decidle adiós, dejadlo marchar. Ayer terminó ayer; ahora ya no existe; pero, a pesar de ello, mantiene su presa sobre nosotros."

Osho, Aquí y ahora. Sobre la muerte, el morir y las vidas anteriores
http://osho-maestro.blogspot.com/