13 nov. 2007

Sé como un espejo

"El ser interior es como un espejo. Refleja aquello que tiene enfrente convirtiéndose en aquél que lo presencia todo. Suceda lo que suceda, llegue lo que llegue --salud o enfermedad, hambre o saciedad, invierno o verano, infancia o vejez, nacimiento o muerte-- , todo sucede ante un espejo. Nunca le sucede al espejo.

Convertirse en el espejo es no identificarse, es cortar la raíz, la raíz misma. Y para mí, sanyas es esto: convertirse en un espejo... Sé como un espejo. Las cosas vienen y van y el espejo permanece limpio, vacío...

El espejo no tiene pasado. Si pasas ante él, el espejo no se aferrará a tu fantasma. Si pasas ante él no se aferrará a tu sombra. El espejo nunca trata de retener el reflejo de lo que sucede ante él. Pasas ante él y tu reflejo desaparece. Ni por un solo segundo el espejo lo ha retenido. Ésta es la mente del Buda. Cuando pasas ante él se llena de ti; cuando te alejas, desapareces. No queda ni un recuerdo. El espejo no tiene pasado, ni un Buda tampoco. Para el espejo no existe el futuro. Para un Buda tampoco....

Trata de entender la metáfora del espejo porque ésta es la situación real de tu consciencia interior..."

Osho, Tantra: la suprema comprensión
http://osho-maestro.blogspot.com/