6 ago. 2008

La vida debería ser una pasión, una pasión vibrante, palpitante, una tremenda energía

"El ser humano sufre patologías y no está sano porque la sociedad lo ha lisiado en muchos sentidos. No se nos permite amar completamente, no se nos permite enfadarnos, no se nos permite ser nosotros mismos. Se nos imponen mil y una limitaciones.

Si queréis estar realmente sanos, tenéis que desinhibiros. Tenéis que deshacer todo lo que os ha hecho la sociedad... Cada cual debe encontrar su camino para salir de esta sociedad patológica, y el mejor camino consiste en empezar a ser orgásmico de todas las maneras posibles.

Si vas a nadar, hazlo con todo tu ser, para transformarte en el nadar, en el verbo: el sustantivo se disuelve. Si corres, transfórmate en el correr, no en corredor. En los Juegos Olímpicos hay corredores, egos, competidores... ambiciones. Si puedes correr sin que esté presente el corredor, correr se transforma en zen, en meditación. Baila, pero no seas el bailarín, porque el bailarín empieza a manipular y entonces no es el todo. Simplemente baila y deja que el baile te lleve a donde quiera.

Acepta la vida, confía en ella, y poco a poco la vida destruirá todas tus inhibiciones y la energía empezará a entrar a raudales en todas las partes en las que no se le había permitido la entrada.

Hagas lo que hagas, hazlo con esta idea de que tiene que fluir más. Si coges a alguien de la mano, sujétala de verdad. La tienes entre las tuyas de todos modos, así que, ¿por qué desperdiciar el momento? ¡Sujétala de verdad! No os limitéis a ser dos manos muertas sujetando otras dos manos, mientras cada uno de vosotros se pregunta cuándo se marchará el otro. Si hablas, habla apasionadamente; si no, aburrirás a los demás y a ti mismo.

La vida debería ser una pasión, una pasión vibrante, palpitante, una tremenda energía. Hagas lo que hagas, no debe ser gris; en otro caso, no lo hagas. No hay obligación de hacer nada, pero lo que te apetezca hacer, hazlo de verdad.
Todas las inhibiciones desaparecerán poco a poco, y recuperarás tu vida entera. Recuperarás tu cuerpo y tu mente. La sociedad ha lisiado el cuerpo, la mente, todo. Te han dado ciertas opciones; se han abierto rendijas muy estrechas y sólo puedes ver desde esas rendijas. No se te permite que veas la totalidad.

Eso es lo que yo llamo una mente sana. Una mente sana es orgásmica, extática".

Osho, El libro el sexo. Del sexo a la superconsciencia
http://osho-maestro.blogspot.com/