19 ago. 2008

Primero enfréntate a tus propios problemas, afróntalos. Primero intenta transformar tu ser.

Osho, soy un político revolucionario y radical. ¿Tienes algo que decirme?

"Ya has ido demasiado lejos... No me escucharás. ¡Con ser político es suficiente! Pero eres un político radical y revolucionario. El cáncer se ha doblado, triplicado...

La política siempre ha existido, los políticos siempre han existido, pero ¿qué ha sucedido? Pues que el mundo continúa siendo el mismo tiovivo de pesares. De hecho, el sufrimiento se multiplica todos los días. Todos estos revolucionarios y políticos radicales han demostrado ser sólo unos pícaros: con buenas intenciones, claro, pero las intenciones no cuentan en absoluto. Lo que cuenta es la conciencia.

El político no tiene conciencia; en realidad, está intentando huir de sus propios problemas internos; está intentando escapar de sus propios problemas. Y la manera más fácil de escapar de sí mismo es involucrarse en los problemas mundiales, en la economía, la política, la historia, en ayudar a los pobres, en transformar las condiciones de la sociedad, en reformarlas. Todo eso son estrategias para huir de tus propios problemas. Estrategias sutiles, peligrosas, porque uno siente que está haciendo algo grande, cuando simplemente está siendo un cobarde.

Primero enfréntate a tus propios problemas, afróntalos. Primero intenta transformar tu ser. Sólo una persona transformada puede activar procesos de transformación en otros".

Osho, El ganso está fuera
http://osho-maestro.blogspot.com/