16 ago. 2008

La vida se basa en cosas muy pequeñas

"Respeta la vida, reverencia la vida. No hay nada más sagrado que ella, más divino que ella. No está hecha de grandes cosas...

Te puedo asegurar que no hay nada extraordinario, nada importante. La vida se basa en cosas muy pequeñas. Por lo que si llegas a interesarte por las supuestas cosas grandes, desperdiciarás la vida.

La vida consiste en beber una taza de té, en chismorrear con un amigo; salir a pasear por la mañana, sin ir a ningún sitio determinado, tan sólo dando un paseo, sin objetivo, sin meta: desde cualquier punto puedes regresar; cocinar para alguien que amas, cocinar para ti mismo, porque también amas tu cuerpo; lavar tu ropa, barrer el suelo, regar el jardín... estas pequeñas cosas, muy pequeñas... saludar a un desconocido sin ninguna razón particular, porque no tenías interés alguno en el desconocido.

El hombre que puede saludar a un desconocido también puede saludar a una flor, puede saludar a un árbol, puede cantarles a los pájaros. Ellos cantan todos los días y nunca has tenido en cuenta que algún día deberías devolver la llamada. Tan sólo cosas pequeñas, muy pequeñas...

Respeta tu vida. A partir de ese respeto empezarás a respetar la vida de los demás".

Osho, El equilibrio entre la mente y el cuerpo
http://osho-maestro.blogspot.com/