2 ago. 2008

Sin pasado, sin futuro, vivo en este momento, intensamente vivo, una llama quemando por los dos extremos

"Aprende cómo vivir en cada momento y aprende cómo morir en cada momento, porque ambos van juntos. Si sabes cómo morir en cada momento, serás capaz de vivir en cada momento -nuevo, joven, virgen-. Muere al pasado. No permitas que interfiera con tu presente. El momento que acabas de pasar, deja que se vaya. No está más aquí; sólo continúa en tu memoria, es sólo un recuerdo. Deja que este recuerdo se libere. Esta obsesión psicológica no debería permitirse.

No estoy diciendo que debas de olvidar todo lo que conoces. No estoy diciendo que toda memoria es mala. Tiene usos técnicos. Tienes que sabe conducir, tienes que saber dónde está tu casa, tienes que reconocer a tu esposa y a tus hijos. Pero eso no son obsesiones psicológicas. Cuando llegas a casa, por supuesto reconoces que ésta es tu esposa. Ésta es la memoria factual, práctica, mejora la vida, la facilita. Pero si llegas a casa y miras a tu mujer con todas las experiencias pasadas con ella, entonces esto es un problema psicológico. Ayer estaba enfadada... ahora de nuevo la miras con esa memoria en medio; tus ojos están nublados por esa memoria. Anteayer estaba triste o desagradable o regañona... Si miras a través de todas esas impresiones psicológicas, no estás mirando a la mujer que ahora mismo está frente a ti. Estás mirando a alguien que no existe. Estás mirando a un fantasma; ella no es tu esposa. Y ella podría estar también mirándote de la misma manera...

Deja caer el pasado en cada momento. Acuérdate de dejarlo caer. Del mismo modo que limpias tu casa cada mañana, en cada momento limpia tu casa interior del pasado. Todas las memorias psicológicas tienen que ser abandonadas. Sólo mantén cosas prácticas y tu mente permanecerá muy, muy limpia y clara.

No te adelantes a ti mismo en el futuro porque no es posible hacerlo. El futuro permanece desconocido; ésa es la belleza, ésa es la grandeza, la gloria. Si se hace conocido, será inservible porque entonces toda la excitación y toda la sorpresa se echará a perder.

No esperes nada en el futuro. No lo corrompas. Porque si todas tus expectativas se cumplen entonces también te sentirás miserable... porque son tus expectativas y se han cumplido. No estarás contento con esto. La felicidad sólo es posible a través de la sorpresa, la felicidad sólo es posible cuando sucede algo que no te esperabas, cuando te toma completamente desprevenido...

Sí, la vida es más emocionante que cualquier aventura que puedas imaginar. La vida está preñada, siempre preñada, de lo desconocido.

Una vez que esperas, todo se destruye. Deja caer el pasado; ése es el modo de morir en cada momento. Nunca planees el futuro; ése es el modo de permitir que la vida fluya a través de ti. Y entonces permaneces en un estado sin congelar, fluyendo.

Esto es lo que yo llamo un sannyasin -sin pasado, sin futuro, vivo en este momento, intensamente vivo, una llama quemando por los dos extremos, una antorcha quemando por los dos extremos-. Esto es dejarse ir".

Osho, Música ancestral en los pinos
http://osho-maestro.blogspot.com/