30 may. 2011

Un sueño significa que no es. ¿Para qué interpretar algo que no es?

"Un maestro zen se despertó una mañana. Llamó a un discípulo que pasaba por allí y dijo:

- Escucha. He tenido un sueño. ¿Quieres interpretarlo?
El discípulo dijo:
- Un momento.
Y salió para regresar trayendo un cubo de agua, pidiéndole al anciano que se lavase la cara. Así lo hizo el maestro, luego se rió, bendijo al discípulo y dijo:
- Muy bien. Ésa es la interpretación correcta del sueño.

Luego pasó otro discípulo, el maestro lo llamó y dijo:
- Mira, he tenido un sueño y le he pedido a este discípulo que lo interprete y me trajo un cubo de agua. ¿Querrías interpretarlo tú ahora?
El discípulo dijo:
- Un momento.
Salió y regresó con una taza de té. Dijo:
- Beba un poco de té, por favor. ¡Se ha acabado!  El sueño se ha acabado, ¿para qué preocuparse por él?

Cuando estás despierto, estás despierto. Cuando has entendido que es un sueño, no requiere de interpretación. ¡Se ha acabado! Un sueño significa que no es. ¿Para qué interpretar algo que no es?...

La actitud oriental dice que una vez que comprendes que un sueño es un sueño... ¡Se acabó! Punto y final".

Osho, Nirvana. La última pesadilla. Charlas sobre el zen
http://osho-maestro.blogspot.com/